Se espera en los próximos tres días (miércoles, jueves y viernes) un aumento gradual de la temperatura en toda la región.

Desde el punto de vista METEOALERTA estaremos en aviso amarillo (temperaturas entre 36-38 grados centígrados) y en el norte de Burgos, el próximo jueves, en aviso naranja (temperaturas entre 39-41 grados).

El jueves 30 será el día más adverso. Por un lado la intensidad de los vientos de componente sur junto a la poca humedad relativa proporcionan condiciones para que el Nivel de Riesgo de Incendios sea extremo en toda la Comunidad. Por otro lado, también existen condiciones favorables para el desarrollo de la convección durante la tarde acompañada de fenómenos meteorológicos adversos relacionados con el viento.