La operación «Escoba» deja en Soria una decena de personas detenidas por pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas y blanqueo de capitales. Todos los arrestados se encuentran ya en prisión. La operación se inició a finales de agosto y ha durado varias semanas. «Seguramente sea el grupo más importante de tráfico de estupefacientes de la provincia», señalaba el teniente coronel Andrés Velarde.

Se trataba de un grupo perfectamente estructurado con todas las tareas bien definidas y que manejaba «de manera destacada» grandes cantidades de dinero. El grupo no solo distribuía las sustancias estupefacientes, sino que también las introducía al centro penitenciario junto con pequeños móviles para comunicaciones no permitidas.

Leer más en ZN