Una noche flamenca de las de corrala y de las de clase la que siempre aparece cuando se trata de una zamorana de pro con el corazón puesto en arte de la danza y el baile flamenco.

El «CUADRO FLAMENCO DE CARMEN LEDESMA» volvió por sus fueros en la terraza del Ramos Carrión en una noche de nueva normalidad a la que puso ritmo, alma y saber la troupe de Carmen Ledesma.

Si el viernes Rafael Amargo hacía lo propio en Toro, el espectáculo en Zamora lo daba el domingo en la noche de cante y baile Flamenco con las bailaoras solistas de la escuela y academia de baile más prestigiosa de la ciudad en cuanto a la danza y el baile flamenco se refiere.

Leer más en ZN