El año pasado catorce personas fallecieron por ahogamiento en la Comunidad Autónoma.

Castilla y León ha registrado una muerte por ahogamiento durante el mes de enero en la provincia de Burgos, según el Informe Nacional de Ahogamientos que realiza mensualmente la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS).

El año pasado la Comunidad Autónoma terminó en el primer lugar de los territorios interiores en número de muertos por ahogamiento, con catorce víctimas mortales, pese a que contabilizó la mitad de los fallecimientos que se produjeron durante en el año 2019.

Leer más en ZN