Buen Camino

Inicio Buen Camino

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII g

0

En ese momento, unas campanadas hicieron que los dos callaran para escuchar el tañer de la campana, era un toque de gran duración con un cambio lento y paulatino de la velocidad que no se utilizaba con frecuencia, pero a los dos les hizo suponer lo que estaba anunciando.

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII f

0

            —Tengo algo de experiencia ya que en las encomiendas que he visitado en mi país hemos hecho lo mismo. Debes reunir todas las monedas que tengas, solo las de oro y las de plata, tú que conoces la encomienda piensa en los lugares en los que podríamos ocultarlos, los veremos los...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII f

0

Otra de las fuentes de ingresos era la que proporcionaban las personas que se desplazaban continuamente por el reino y los peregrinos que por allí pasaban. Cuando alguien salía fuera de aquellas tierras depositaba una cantidad en la encomienda y recibía unas cartas que canjeaba en su lugar de destino por el...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII e

0

—Éramos tantos —se excusó Bernard —que era imposible fijarse en todos.             —Pero todos mirábamos a su señor, para muchos de nosotros era nuestro referente y por eso estábamos donde él nos dijera.             —Sí, era una gran persona y un gran hombre, ha sido injusta...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII d

0

Fue observando el tránsito de personas que pasaban por la encomienda y le sorprendió la gran actividad que allí había porque el trajín de personas y de mercancías era constante. Aquella era una encomienda importante de la que no había tenido referencias anteriormente y por eso se encontraba agradablemente sorprendido.

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII c

0

Releyó de nuevo el documento mientras pasaba sus dedos por la punta de la nariz, como si quisiera que Bernard percibiera la desconfianza que había despertado en aquel hombre.             —¿Y qué deseáis de mí? – dijo frey Tomás.             Bernard, pensó que no debía andarse...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII b

0

            —Aquí podemos hablar tranquilos —dijo el abad —¿en qué puedo serle útil?             —Verá —dijo mientras le mostraba el documento que Pedro le había entregado —estoy recorriendo las encomiendas de la Orden. Los sucesos que han ocurrido últimamente tienen desconcertados a nuestros hombres y solo deseo darles información...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXII a

0

Fue una de las noches más terribles que recordaba, en ocasiones se despertaba y llegó a pensar que el cuarto se estaba moviendo, si no llega a ser por la infusión que le había preparado Elena, es posible que esa noche hubiera sido la última de su vida.            ...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXI g

0

—Hola —dijo Bernard —me ha gustado mucho como jugabas. —Si vais a la taberna, luego me paso por allí —dijo Santiago —voy a lavarme un poco y a ponerme otra camisa. —Allí te esperamos —dijo Fernando. Fueron siguiendo de nuevo a la marea...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXI f

0

—Ven aquí – dijo Fernando poniéndose en un lateral, desde aquí lo veremos mejor. —Esos hermanos se entienden bien y son muy buenos – dijo un hombre que estaba a su lado. —Sí, pero Pedro y Santiago son más fuertes – respondió el que estaba con...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXI e

0

Todos abandonaron la iglesia formando corrillos y comentando la noticia que les acababan de dar, algunos vaticinaban la llegada de fieles de todo el Reino para rezar ante la reliquia de uno de los discípulos del Maestro, los peregrinos se mostraban muy contentos y Bernard fue descendiendo con ellos hasta el centro...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXI d

0

—Me alegra que le guste, le he dicho a Pedro que todos los días mientras usted sea nuestro huésped, tiene que bajar al río y pescar al menos tres truchas, es el único encargo que tiene, así usted las come muy frescas. —Pero es que además de estar frescas,...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXI c

0

Éstos, al ver la invitación, aceptaron e invitaron a Bernard a que se sentara junto a ellos. —¿Es usted un peregrino? —No, soy comerciante de telas —dijo Bernard —y estoy buscando nuevos lugares en los que distribuir mis productos. —Pues ha venido al...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXI b

0

Se encontraba a menos de media legua del lugar al que tenía previsto llegar ese día, el monasterio de Iratxe, pero decidió alterar sus planes, se quedaría unos días en este lugar para conocerlo con profundidad, no tenía prisa y consideró que conocer nuevos lugares con tranquilidad le permitiría ir haciéndose una...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXI a

0

Bernard escuchó cómo los demás peregrinos que se encontraban descansando en aquel lugar se estaban preparando para partir, todavía quedaban unas horas para que amaneciera y le pareció que era demasiado pronto para levantarse de la cama en la que se encontraba tan a gusto, por lo que esperó a que todos...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XX g

0

Más adelante tiene en la iglesia del Santo Sepulcro de Torres del Río la segunda encomienda, el hermano Pedro está a su cargo, es un sacerdote muy avispado a pesar de su juventud. La última encomienda está en el pueblo de Nájera, creo que se encuentra en Santa María...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XX g

0

—Qué ganas tenía de llegar, ya no estoy para estos trotes. —¿Viene de muy lejos? —preguntó Bernard. —Unas cuatro o cinco leguas, pero ya no estoy para dejar este lugar, me estoy haciendo muy cómodo. Ahora vamos a ver qué es lo que el hermano nos...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XX f

0

—El pueblo está muy desencantado —le dijo el peregrino —cada vez el hambre es más acuciante y el Rey no hace nada para remediarlo. —¿Y qué culpa tiene el rey de que no llueva? —comentó otro que escuchaba la conversación. -Seguro que él no pasa las...