Buen Camino

Inicio Buen Camino Página 3

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII j

0

Dos jornadas de viaje le dejaron en San Pedro de Latarce y fue directamente a la encomienda donde Millán, su preceptor, fue quién le recibió en la puerta de la encomienda. -Buscaba a Millán – dijo Bernard. -Yo soy Millán – le dijo el preceptor.

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII i

0

Se dio cuenta del acierto de lo que había hecho el maestre cuando estuvieron en Ponferrada, porque todos los preceptores que estaban allí supieron difundir la visita de Bernard, así, cuando éste llegó, le estaban esperando con expectación y con obediencia según las órdenes que el maestre les había dado.

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII h

0

Pablo, el preceptor, se acordaba de Bernard por la cena que tuvieron en Ponferrada, en la cual estuvieron casi juntos en la mesa y de la posterior reunión privada que tuvieron en el cuarto, donde el maestre les reveló que Bernard era un compañero suyo de la Orden. -Encantado...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII g

0

También el vino era áspero y fuerte. Las gentes del lugar cuando lo pedían en las tabernas decían que les sirvieran una pinta. Era un vino muy espeso y de un color oscuro intenso que tenía una gradación bastante superior a la que le servían en otros lugares. Como...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII f

0

-Apenas hablé con él cuando me lo presentaron, es más, no sé si se acordará de mí – dijo Bernard. -Seguro que le recuerda – le tranquilizó Calixto – tiene buena memoria y no olvida fácilmente una cara. -Tendremos que buscar primero un lugar dónde dormir...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII e

0

Brindaron por la Orden y por el éxito de la misión que Bernard estaba realizando; así pasaron una velada muy agradable. -Tenía que haberse quedado a dormir aquí en lugar de ir a la posada – dijo Calixto. -Bueno, me gusta la intimidad y tampoco quiero...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII d

0

Al segundo día, cuando se encontraba cenando, vio como el posadero hablaba con una persona que acababa de entrar en el establecimiento y los dos miraban hacía la mesa en la que él se encontraba. -Me han dicho que quería hablar conmigo, soy Juan, el preceptor de la encomienda.

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII c

0

En menos de una semana ya había visitado tres encomiendas y en todas ellas la disponibilidad de los preceptores era inmejorable; hasta el momento estaba resultando mucho más fácil de lo que inicialmente había pensado. En ninguno de los lugares que había visitado observó la más mínima reserva a lo que les...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII b

0

Pues ya sabe que para protegernos debemos resguardar los bienes que poseemos y así tenerlos a nuestra disposición cuando nos sean necesarios. -Usted me dirá lo que quiere que haga – dijo Miguel. -Guarde todo el oro y la plata en un cofre y busque un...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXIII a

0

A Bernard le habían surgido muchas dudas antes de hacer su planificación del recorrido que iba a realizar. Tenía dos rutas muy definidas, una que se dirigía hacia el sureste que enlazaba varias encomiendas llegando a Medina del Campo y la otra que iba hacia el sur y llegaba hasta Ciudad Rodrigo....

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII h

0

—Mi nombre es Rodrigo. Por lo que observo, ya le han puesto al corriente de mi llegada y de la misión que traigo. —Si, recibí instrucciones del preceptor de Amoeiro y hace dos días que me llegó el mensaje de Pedro, aunque este era bastante escueto.

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII g

0

—Está bien, es el primer contratiempo que he tenido y sé que no le va a gustar a nuestro señor. Tenga por seguro que esta indisciplina tendrá su respuesta oportuna. Ahora don Roberto tiene muchos frentes abiertos y no puede estar en todos los sitios, pero tenga presente que volveré en su...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII f

0

En esas aldeas donde sus pobladores apenas se relacionaban con extraños, la forma que tenían de hablar muchas veces resultaba incomprensible para Rodrigo, era una lengua tan diferente que solo podía comprenderla por los signos y los gestos que hacía su interlocutor. En un principio le habían dicho que...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII e

0

Cuando llegaron a la encomienda casi había anochecido, los dos preceptores se dieron un fraternal abrazo, eran muy amigos ya que se conocían desde hacía bastante tiempo. Carlos fue quien hizo de anfitrión y mientras seguía sujetando a su amigo Alfonso poniendo la mano en su hombro, le condujo...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII e

0

—Era tanta la gente que pasaba a ver a mi padre, que no recuerdo – se excusó Rodrigo. Después de conocer los detalles de la misión que estaba haciendo, el preceptor le brindó toda la ayuda que pudiera proporcionarle. Le quedaban todavía tres encomiendas por visitar y para llegar...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII d

0

Continuó viajando cerca de la costa, aunque, cada vez más, los acantilados resultaban más escabrosos y le obligaban a buscar los senderos que había en el interior, en ocasiones a varias leguas de la costa. Fue bordeando toda la costa de Galicia, seguía en dirección al norte y en...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII c

0

La encomienda de Coya estaba en un lugar muy estratégico para los peregrinos que procedentes de Portugal se dirigían a mostrar sus respetos ante los restos del discípulo del maestro. El preceptor ya estaba avisado de la llegada de un caballero de la orden al que debía obedecer en...

El Secreto mejor guardado – Capítulo XXXII b

0

Los primeros días, hasta que se fue acostumbrando a la espesa niebla, llegó a perderse en varias ocasiones. Una de las noches tuvo que pasarla en medio de un bosque,  tuvo que detenerse a dormir porque no podía ni orientarse a través de las estrellas debido a la oscuridad reinante y al...