La Comisión Estatal del Patrimonio Natural, que engloba a los departamentos de medio ambiente de las comunidades autónomas y al Miniserio de Transición Ecológica, ha decidido que el lobo deje de ser especie cinegética. Los lobos mataron a casi 4.000 cabezas de ganado en la región en 2019 que generaron 2 millones de euros en pérdidas a los ganaderos.

La Comisión Estatal del Patrimonio Natural ha votado esta mañana anteponer los intereses del lobo a los intereses de los ganaderos y de los agricultores españoles. 

Leer más en ZN