El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, ha anunciado esta mañana el Programa de Gobierno con el que pretende cumplir los compromisos adquiridos con los castellanos y leoneses. Un programa ambicioso, con nuevos métodos de gestión, más cercana, simple, eficaz y moderna.

Gerardo Dueñas ha comparecido este miércoles en la sede de las Cortes de Castilla y León para exponer el programa que llevará a cabo su departamento durante la XI legislatura. Estas líneas de actuación se enmarcan en el pacto que el Partido Popular y VOX alcanzaron para conformar un marco estable de Gobierno de la Comunidad Autónoma.

El consejero ha subrayado el carácter esencial de la actividad agrícola y ganadera, así como  de la industria agroalimentaria, por su función para la obtención de materias primas destinadas a la producción de alimentos y garantizando los servicios públicos a las personas del mundo rural. Asimismo, ha elogiado su ejemplaridad y responsabilidad demostradas durante la pandemia al garantizar, pese a todas las dificultades, el abastecimiento de alimentos.

Antes de exponer su programa de gobierno, se ha referido a la primera de las acciones del acuerdo de legislatura suscrito por VOX, la, “aprobación de una Ley de Desarrollo y Competitividad Rural, que incluya medidas de apoyo a la actividad productiva, internet y garantizando los servicios públicos a las personas del mundo rural”. Una ley que, por sus medidas, tiene un carácter transversal y tendrá que ser desarrollada con la colaboración, participación y consenso de diferentes departamentos del ejecutivo regional. La Consejería tendrá un papel destacado en la elaboración con una premisa principal: mejorar la vida de las personas dedicadas a la agricultura, ganadería y la producción agroindustrial, y conseguir explotaciones rentables, atractivas y modernas, sin restar la financiación necesaria, específica y asignada para esos objetivos.

Programa de Gobierno

El Programa de Gobierno de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural para esta legislatura plantea cinco ejes principales:

Un sector productivo, competitivo, moderno y diversificado.

Sostenibilidad ambiental objetiva y sensata.

Compromiso inequívoco con el mundo rural y sus oportunidades de desarrollo.

Objetivos transversales: innovación, conocimiento, digitalización e imagen.

Simplificación administrativa, cercanía y diálogo permanente.

1. Un sector productivo, competitivo, moderno y diversificado

Dentro de este eje, el principal compromiso es garantizar las rentas de los productores. Para ello se trabajará por potenciar el adecuado equilibrio de la cadena alimentaria. El consejero ha indicado que una importante limitación del sector agrario es el excesivo individualismo. A este respecto, ha señalado la importancia de alcanzar un “pacto estable y equilibrado de los distintos agentes que intervienen en la cadena alimentaria”, con especial atención al sector productor, agricultores y ganaderos.

El consejero también ha destacado la importancia de los seguros agrarios y ha anunciado la elaboración de un Plan de Incorporación y Fidelización para la contratación de Seguros Agrarios y el incremento de un mínimo del 25% de la financiación de Castilla y León para el apoyo a la contratación de estos seguros. Además, se harán propuestas de adaptación y revisión de rendimientos de algunas zonas, así como los ajustes necesarios de los precios de los productos en relación con la situación de los mercados, e impulsando mejoras para los jóvenes que se incorporan, por ejemplo, en relación con los datos históricos de partida en cuanto a rendimientos u otros índices, así como incrementos en la bonificación de las pólizas.

Gerardo Dueñas ha destacado el apoyo a las producciones agrícolas y ganaderas principales, pero también a otros cultivos minoritarios y emergentes como plantaciones de almendro, pistacho, aromáticas, cultivos de leguminosas, forrajeras y de consumo humano proteicos, quinoa o espelta. En este apartado, ha indicado la importancia de la sanidad vegetal y animal y para esta última ha destacado la elaboración de un nuevo protocolo de control y actualización de las disposiciones normativas actualmente vigentes.
Desde la Consejería se fija el compromiso de modernizar 5.000 explotaciones en la legislatura, partida a la que se destinarán hasta 200 millones de euros de aportación pública.

Respecto al incremento de capital productivo, no se concibe actualmente una explotación agraria sin tecnología en maquinaria, instalaciones y equipamiento. Su utilización permite un redimensionamiento muy orientado a la mejora de la productividad, al ahorro de costes y a la práctica agraria sostenible de los recursos naturales.

Ha resaltado, también, la importancia de las inversiones en infraestructuras agrarias colectivas que permita a los agricultores y ganaderos obtener mejores rendimientos, a la vez que una mayor diversificación de cultivos y la adaptación a las condiciones de los mercados. Para todo ello, un elemento muy importante es la reducción de costes, garantía de futuro en el mantenimiento de las explotaciones.

La modernización de regadíos, nuevos regadíos e infraestructuras ligadas a los procesos de reordenación de la propiedad serán claves, para lo que se prevé invertir más de 332 millones de euros. En materia de agua, ha remarcado la exigencia al gobierno Nacional de mostrar mayor compromiso con la Comunidad, la escucha de las justas demandas de incremento de capacidad de regulación y un mayor esfuerzo inversor para corregir las diferencias con respecto a otros territorios.

2. Sostenibilidad ambiental objetiva y sensata

El objetivo de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en esta legislatura y en este ámbito, parte de unas premisas y directrices claras, con un diseño compatible a las exigencias europeas, pero teniendo claro también que el mayor esfuerzo que se exija a los agricultores y ganaderos no puede recaer directamente sobre sus hombros: “no puede haber una PAC verde con números rojos”,

Por ello, el trabajo de la Consejería se enfocará en dos direcciones: establecer medidas sencillas y flexibles que no lastren la rentabilidad de las explotaciones, y, por otro lado, fortalecer la contribución de la actividad agraria con métodos de producción que contribuyan de forma positiva a los nuevos desafíos medioambientales y la pérdida de biodiversidad. “Si el que contamina paga, quien reduce los efectos debe cobrar por sus acciones”, como por ejemplo la reducción de emisiones de CO₂ o de amoniaco.

Se establecerá una amplia labor de divulgación y concienciación al conjunto del sector de forma que todos los agricultores de Castilla y León estén acogidos a un ecoesquema en 2023. En este año, también se efectuará una nueva convocatoria de medidas de agroambiente y clima y de agricultura ecológica. La Consejería pretende alcanzar el objetivo de suscribir 10.000 contratos plurianuales de medidas de agroambiente y clima y multiplicar por dos la superficie de agricultura ecológica y su volumen de negocio.

La Consejería desarrollará un nuevo plan de eficiencia energética en las explotaciones, con mayor relevancia en las relacionadas con el uso de agua y de manera especial se promoverán actuaciones en las zonas de riego con mayores costes de “aguas subterráneas”; en el ámbito ganadero las actuaciones se centrarán especialmente en los sectores más intensivos, en los que se contemplarán también actuaciones como el uso de bioenergía y biomasa.

3. Compromiso con el mundo rural y sus oportunidades de desarrollo

El principal activo del sector y del medio rural es el capital humano. Para Dueñas, el objetivo es continuar en la línea marcada y poder incorporar de media 650 nuevos jóvenes al año al sector agrícola. Para ello, se mejorarán las ayudas incrementándolas un 42%, se facilitará el máximo de anticipo de la ayuda en el primer año de la solicitud de instalación, un 60%, y se revisará el sistema de gestión con el objetivo de simplificar la gestión de la ayuda. También se fortalecerá el sistema de tutorización o asesoramiento personal al joven que se quiera instalar.

Esta medida se complementará con un Programa de Sucesión de Explotaciones, que permita la transferencia de estas de titulares de edad avanzada a nuevos agricultores, dando prioridad a los menores de cuarenta años y a las mujeres.

En el ecuador de la legislatura se desarrollará un nuevo Plan integral de Agricultura y Ganadería joven en el medio rural, con medidas dirigidas a los jóvenes en su conjunto y otras que faciliten que las mujeres que elijan dedicarse al sector agrario u otras actividades alternativas en el medio rural puedan hacerlo.

El consejero ha continuado afirmando que, “si alguna medida puede incidir directamente en el desarrollo del medio rural, es la implantación de la industria agroalimentaria”. A este respecto, ha anunciado que en el primer año de la legislatura se presentará el Plan de Agroindustria que, junto con la Estrategia de Economía Circular, constará de un apartado muy destacado para la industria agroalimentaria.

Por otro lado, la calidad alimentaria y la diferenciación de las producciones aportan un gran valor y son la seña de identidad de la Comunidad, que atesora la mayor despensa de Europa en productos de calidad. Tierra de Sabor debe seguir contribuyendo al desarrollo y crecimiento del sector agroalimentario, y por ello, tras el correspondiente análisis de las debilidades, fortalezas, valor económico, estudio estratégico y de resultados obtenidos en su gestión, se propondrán mejoras para seguir ganando mayor eficiencia de la enseña en los mercados. Esto se reflejará en un Plan Estratégico de la Marca.

4. Objetivo transversal: innovación, conocimiento, digitalización e imagen

Una buena parte de las actuaciones de este eje transversal estarán lideradas por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), y en este sentido, y con el fin de dotarle de mayor eficacia, se actualizará la Plataforma de Dinamización de la Investigación e Innovación Agraria y Agroalimentaria orientando los esfuerzos a la producción agraria y alimentaria más competitiva, efectiva y sostenible, al desarrollo de la bioeconomía circular y a la demanda de los mercados y consumidores.

Otro elemento importante y trascendente es la formación y el asesoramiento al sector. El conocimiento siempre es necesario y más aún en estos momentos en los que será necesario afrontar grandes cambios legislativos, tecnológicos y del modo de producir para conseguir la competitividad de las explotaciones agrarias y contribuir al desarrollo rural. Están previstas líneas de apoyo al intercambio de experiencias entre explotaciones agrarias, así como espacios de información en las escuelas infantiles, alumnos de la ESO y de bachillerato y establecimiento de un Programa Empresa en cada uno de los ocho centros de formación de los que dispone la Consejería.

Un objetivo de este eje es fortalecer la imagen pública del sector, como ha resaltado el consejero, “se ha de comunicar la verdadera imagen de la agricultura, ganadería y agroindustria mediante la transmisión de datos objetivos que pondrán de relieve el respeto al medio ambiente, la salud de los alimentos, su seguridad y el fundamental papel de ser custodios del territorio”. Se ha de transmitir una imagen moderna a la vez que inteligente.

5. Simplificación administrativa, cercanía y dialogo permanente

La Consejería busca avanzar en un modelo de gestión digital simplificado, reforzando herramientas que se consideran imprescindibles como son el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León y la nueva herramienta que se está desarrollando, el Cuaderno Digital de las Explotaciones Agrarias, que se pondrá a disposición del sector este mismo año. Este conjunto de herramientas informáticas contribuirá al objetivo de alcanzar antes del fin de legislatura un modelo de gestión de ayudas simplificado, donde prácticamente sea suficiente con que el agricultor y ganadero confirme o no la información que figure en las bases de datos correspondientes.

La simplificación también vendrá de la mano de un modelo de gestión más simplificado, que pretende implantarse apoyándose en la importante estructura territorial existente y de empleados públicos de carácter multidisciplinar de la Consejería. Un modelo basado en el asesoramiento, cercanía y acompañamiento directo al sector en todos los trámites, que comparta todos los datos e información desde el punto más cercano a la explotación y que permita una gestión más eficaz y reducir las sanciones.

El consejero ha finalizado reiterando su “absoluta disposición al diálogo fluido y transparente, al acuerdo y al consenso en la Cámara, con el propósito de que la Consejería cumpla los acuerdos y compromisos de la Agenda España con los españoles y los castellanos y leoneses”. Gerardo Dueñas ha trasladado que “empieza una nueva etapa en la gestión de la agricultura y la ganadería, un tiempo de cercanía, de atención a los problemas y necesidades reales de las personas que generan riqueza a partir de la riqueza de las tierras, de los trabajadores del campo y de los habitantes de las zonas rurales, patrimonio fundamental de la economía, la cultura y la historia de la Comunidad”.

Artículo anteriorAndadores inteligentes para personas mayores creados por el Centro de Innovación Digital Silver que impulsa la Diputación de Zamora
Artículo siguienteLa Guardia Civil detiene a dos personas, e investiga a otra como supuestos autores de tres delitos de robo con fuerza