La N-122 de nuevo a la palestra por la inacción más que demostrada de todos los gobiernos que han ninguneado un trazado que hunde a la provincia de Zamora en siniestros uno tras otro sin que haya más que mucho de boca y poco de hecho.

Los parlamentarios se han llenado las bocas tanto de un partido como de otro para dejar claro la evidencia de que la N-122 es una lacra más que una carretera segura. No hay lista que no llenen decenas de accidentes y de personas fallecidas año tras año, pero la solución sigue sin darse.

Leer más en ZN