SAF –de junio de 2016.

policialocal

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Zamora detuvieron en la tarde del pasado domingo a S.F.G., varón de 42 años, vecino de Ribadavia (Orense), acusado de tres delitos de estafa cometidos en León e imputado por estafas en Zamora.

El detenido era buscado por la Policía como responsable de tres delitos cometidos  en los dos últimos meses en la capital leonesa, con el “modus operandi” de ofrecer a sus víctimas dispositivos electrónicos a un precio de oferta, manifestado que procedían de subastas; les cobraba  en mano o en ingresos parciales a cuenta y nunca recibían el producto.

Además de los hechos por los era buscado, recientemente en Zamora fue imputado por estafar al dueño de un establecimiento de hostelería de la c/ Flores de San Torcuato, al que vendió  un lavavajillas que nunca recibió y por el que previamente había pagado 150 euros. Y  el pasado año engañó a un camarero de otro establecimiento de hostelería de la c/ Príncipe de Asturias, al que vendió un teléfono móvil que nunca recibió y del que había entregado 150 euros como adelanto.

A este individuo, con un amplio historial de pequeñas estafas en  su provincia natal de Orense, le constan otras estafas menos ingeniosas como no abonar la estancia en hoteles o pensiones donde se aloja.

Asimismo, como tónica general, en todas sus actuaciones, cuando las víctimas contactaban con él para exigirle la entrega del producto o devolución del dinero pagado, terminaban siendo amenazados de que procedería a denunciarles por acoso,  por vender droga o sugiriendo que un tercero les podría enviar al hospital.

El lunes fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial, que decretó su libertad con cargos.