Se acerca un episodio meteorológico inusual

  • Se ha hecho un balance de las actuaciones llevadas a cabo en los últimos días por los efectivos de las demarcaciones de carreteras, la Guardia Civil y la DGT
  • Se espera, según anuncia AEMET, un episodio extremo a partir del 7 de enero que complicará la circulación en las vías de alta capacidad en toda la comunidad
  • El delegado ha insistido en la necesidad de ser prudentes y de trabajar con presteza para paliar los efectos que este temporal pueda tener para los ciudadanos

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, ha presidido esta mañana la reunión del Comité Ejecutivo Regional de Coordinación de Actuaciones ante Situaciones Meterológicas Extremas que pueden afectar a la Red de Carreteras de Estado en nuestra Comunidad.

El encuentro, realizado de forma telemática, ha servido para hacer un repaso de las actuaciones que se han llevado a cabo durante los últimos días en los que ha sido necesario activar fases de alarma y preemergencia en algunas zonas de Castilla y León para garantizar la circulación en todas las vías de alta capacidad en nuestro territorio. Si bien se ha producido embolsamientos de camiones en diferentes ocasiones, estos han sido muy ágiles, de muy poca duración   y no han supuesto apenas complicaciones para el tránsito de vehículos.

Desde las Demarcaciones de Carreteras Oriental y Occidental se ha trabajado desde el pasado día 28 de diciembre y hasta el día 3, para mantener la normalidad en las vías de la Comunidad. Desde estas demarcaciones se controla la totalidad de las carreteras de alta capacidad y disponen de un total de 363 máquinas quitanieves que, en las fechas señaladas, han recorrido casi 77.000 kilómetros realizando labores de prevención y otros 25.000 kilómetros retirando la nieve acumulada. Durante estos trabajos han esparcido 17,1 toneladas de sal y 8,05 millones de litros de salmuera. Estos trabajos se han llevado a cabo tanto en vías del Estado como en autopistas de peaje.

Nuevo frente

La AEMET por su parte, ha alertado de la aproximación de un nuevo frente que llegará a nuestra Comunidad en los próximos días, previsiblemente el 7 de enero, que resultará especialmente activo en todo el territorio. La peculiaridad de este episodio radica en varios factores. Uno de los más llamativos es que se tratará de un fenómeno extremadamente duradero que se alargará durante varios días, presumiblemente hasta el domingo día 10 de enero. Las nevadas serán persistentes e intensas en toda la región alcanzando, incluso, casi toda la meseta, zona en la que no suele ser habitual la presencia de nieve y donde se esperan en esta ocasión acumulaciones de entre 5 y 10 cm. Las zonas más afectadas serán las provincias de Ávila, Segovia y Soria, principalmente en las vías que comunican Castilla y León con Madrid. En estas provincias las acumulaciones pueden llegar a superar los 30 cm y, previsiblemente, todas las capitales de provincia de la Comunidad se verán afectadas por copiosas nevadas.

Un fenómeno que preocupa de cara a este episodio invernal es la lluvia engelante. Se produce cuando las precipitaciones en forma de lluvia son muy suaves pero el frío del ambiente hace que el agua se congele prácticamente al contactar con el pavimento. Esto puede provocar peligrosas capas de hielo en las vías que multiplican el riesgo de accidentes durante estas fechas.

El delegado del Gobierno en Castilla y León ha insistido durante la reunión en la importancia de la anticipación ante este tipo de fenómenos meteorológicos adversos y ha pedido a todas las partes implicadas su coordinación y esfuerzo para que las vías de alta capacidad de nuestra comunidad permanezcan en las mejores condiciones posibles. Para ello, se trabaja ya en medidas de prevención, de cara a evitar sorpresas, y se intensificarán los trabajos de mantenimiento a medida que las condiciones climatológicas vayan empeorando.

Según Javier Izquierdo “lo singular de suceso que se avecina lo hace más preocupante, desde el punto de vista de la vialidad se van a ver afectadas casi todas las vías de alta capacidad de Castilla y León independientemente de la provincia a la que pertenezcan. Los puertos de montaña y los límites con otras comunidades autónomas serán, como siempre, puntos de especial sensibilidad cuando sufrimos este tipo de inclemencias”.

En este sentido la DGT recuerda que es imprescindible:

 Extremar la precaución cuando se circule por las áreas y vías afectadas por esta previsión, así como disponer de los medios y equipamiento adecuado para transitar en condiciones de seguridad, entre ellas cadenas o neumáticos de invierno.

 Prestar atención a la señalización en los paneles de mensaje variable y a las indicaciones de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

 Dejar libre el carril izquierdo y circular en convoy, es decir, un vehículo detrás de otro, para permitir el paso de vehículos de conservación de carreteras y quitanieves.

El delegado insiste: “Ante esta situación extrema es recomendable no hacer desplazamientos por carretera que no sean estrictamente necesarios. La situación será súmamente complicada a pesar de que ya estamos trabajando para minimizar los efectos de este temporal”. En este sentido también utilizar fuentes oficiales para mantenerse informados.

Artículo anteriorLa Agencia Tributaria ha devuelto a cierre del año más de 10.400 millones de euros a 14 millones de contribuyentes
Artículo siguienteTERCER PREMIO «NAVIDADES CON ILUSIÓN»