Dentro del Plan de Recuperación, transformación y resiliencia

  • El programa beneficia a las nueve capitales de provincia y a la ciudad de Ponferrada
  • Está financiado por la Unión Europea con fondos NextGenerationEU

Los municipios de Castilla y León cuentan con una inversión de más de 50 millones de euros del Gobierno para implantar zonas de bajas emisiones y para la transformación digital y sostenible del transporte urbano. Las ayudas, cuya distribución ha dado a conocer hoy el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, benefician a las nueve capitales de provincia de la Comunidad y a Ponferrada, que presentaron sus proyectos a esta convocatoria para entidades locales de más de 20.000 habitantes, más de 50.000 habitantes y capitales. El programa está financiado por la Unión Europea con fondos NextGenerationEU.

Ávila recibirá cerca de 1,3 millones de euros que necesita para el carril bici de la zona Sur y unas escaleras mecánicas.

Burgos contará con cerca de 7 millones de euros, que le permitirán peatonalizar la Plaza Lavaderos y las calles Roma y Fco. Grandmontagne, implantar la zona de bajas emisiones y mejorar la accesibilidad en las paradas del bus urbano.

León recibirá cerca de 5,4 millones de euros para sacar adelante acciones que calmen el tráfico, crear zonas de bajas emisiones e infraestructura y aparcamientos seguros para las bicicletas.

Palencia contará con 3,5 millones de euros para zonas peatonales y mejoras de la accesibilidad; conectar con carril bici los municipios del alfoz con la zona centro peatonal de la capital; iluminar pasos peatonales y mejorar la accesibilidad de los andenes de transporte público de acuerdo con las necesidades de colectivos especiales para fomentar y facilitar su uso.

Ponferrada tiene concedidos cerca de 2,5 millones de euros para varias intervenciones en su zona de bajas emisiones; una red de atención especial para bicicletas y vehículos de movilidad personal y el control de plazas de estacionamiento.

Salamanca recibirá 6,5 millones de euros para implantar zonas de bajas emisiones; carriles bici de acceso a estas zonas y de conexión peri urbana; adquirir nuevas bicicletas y ampliar las bases de su préstamo; peatonalizar la zona centro, la zona de la universidad y el Palacio de Congresos, la de la iglesia de San Juan Bautista y el barrio de San Juan, la Cuesta de San Blas, la Calle Ancha y Ramón y Cajal, además de señalización para calmar el tráfico.

Segovia contará con 3,4 millones de euros de esta convocatoria. 2 millones de euros de ayuda le servirán para adecuar su espacio urbano con itinerarios peatonales y accesibles, carril bici y vías para vehículos de movilidad personal, además de una zona de bajas emisiones. Por otra parte, la ciudad recibirá 1,4 millones de euros más para adquirir cuatro autobuses eléctricos que mejoren su flota de transporte público y electrificar el centro de operaciones de su transporte urbano.

Soria cuenta con cerca de 1,8 millones de euros para su zona de bajas emisiones; para calmar el tráfico en las calles aledañas a esta zona y para ampliar el aparcamiento disuasorio de la calle Doctrina.

Valladolid recibirá cerca de 13,5 millones de euros para su proyecto integral de mejora de la accesibilidad y fomento de itinerarios peatonalizados; implantar un nuevo sistema público de alquiler de bicicletas; la zona de bajas emisiones del centro urbano; un nuevo centro de control para gestionar la movilidad sostenible en transporte público y un nuevo servicio de aparcamientos seguros para bicicletas.

Entre los proyectos destaca también Ciudades Conectadas, que agrupa la iniciativa de seis municipios entre los que se encuentra la ciudad de Valladolid, junto con Valencia, Gijón, Vitoria, Fuenlabrada y Logroño. Recibirá cerca de 25 millones de euros en total para buscar una solución integral que simplifique la movilidad a las personas en estas ciudades, de los que 4,5 millones se destinan a Valladolid.

Finalmente, Zamora cuenta con una ayuda de cerca de 1,2 millones de euros, que empleará en reordenar el tráfico en la calle Villalpando y la avenida del Ferrocarril; un aparcamiento disuasorio; mejorar la accesibilidad a la plaza de La Puebla y la movilidad urbana sostenible en la zona centro.

Artículo anteriorMás de la cuarta parte de los conductores profesionales sancionados en Castilla y León excedía los tiempos de conducción
Artículo siguienteIndicadores de Seguridad de Zamora de 2021