UNA VEZ MÁS SE PONE DE MANIFIESTO LA IMPROVISACIÓN, EL HERMETISMO, LA FALTA DE DIÁLOGO Y AUTORITARISMO DEL PSOE AL FRENTE DEL AYUNTAMIENTO.

De nuevo se hace evidente el descontrol, la desgana, el desgaste y la falta de previsión del equipo de gobierno. Repetidamente se ha decidido posponer las obligaciones para con la ciudadanía a la hora de dar cuenta de las actuaciones llevadas a cabo durante los últimos tres meses ante el pleno de la corporación, sin apelar al diálogo, sin ponerse previamente en contacto con la oposición y unilateralmente y de manera autoritaria (lo que ya viene siendo habitual desgraciadamente desde hace muchos años) ha decidido aplazar la celebración del pleno ordinario correspondiente al primer trimestre de 2021 por “circunstancias sobrevenidas”.

Tendrá que aclarar el gobierno municipal a qué se refieren esas “circunstancias”; ¿Cuáles son las causas para no convocar un pleno que se prevé desde hace tres meses?, pueden ser motivos médicos, familiares, o cuestiones como la adjudicación de la plaza de secretaría a una nueva funcionaria, pero los vecinos tienen derecho a saberlo. La transparencia de demuestra con los hechos, no a base de repetirlo en los periódicos.

El nulo contacto con la oposición, y la voluntad de esconder los motivos reales para dicho aplazamiento, que exigimos sean aclarados, más aún cuando no se ha fijado una nueva fecha, hace entender al Partido Popular, que el motivo es más bien la dedicación de parte del equipo de gobierno a otros compromisos politicos partidistas adquiridos con otras instituciones en Madrid o en Zamora. Este tipo de decisiones tiene una solución mucho más sencilla, una simple llamada de teléfono, la explicación de lo sucedido y el consenso con la oposición para acordar una nueva fecha, sería suficiente.

El autoritarismo a la hora de tomar decisiones, hace evidente la pérdida de compromiso y perspectiva del gobierno municipal, que después de tantos años al frente del municipio, desvirtúa una labor fundamental a la hora de encarar los problemas de la gente, las soluciones que todos necesitamos y el compromiso fundamental con las personas, pilar fundamental del municipio. Todo ello pone en evidencia una clara falta de respeto hacia los ciudadanos.

Artículo anteriorEl Plan de Medidas ante el Reto Demográfico destinará más de 10.000 millones y 130 políticas activas a luchar contra la despoblación y garantizar la cohesión territorial y social
Artículo siguienteInsultos, agresiones físicas y discriminación