SAF –23 de febrero de 2016.

ü  El departamento que dirige Alfonso Alonso, a través del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, estrena una herramienta web para poner a disposición de las empresas y facilitar que implanten un modelo de retribuciones basado en elementos objetivos

ü  Más de 2.000 empresas han recurrido a la herramienta de autodiagnóstico de diferencias salariales iniciada por el Instituto de la Mujer el año pasado

ü  El Ministerio destinará en 2016 una línea de subvenciones de 350.000 euros para que las pequeñas y medianas empresas aboguen por medidas que atajen la brecha salarial

ü  La cuantía se suma a los 900.000 euros que este mismo año dedicarán los presupuestos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a la implantación de planes de igualdad en las PYMES

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través del Instituto de la Mujer, estrena hoy, con motivo del Día Europeo de la Igualdad Salarial, una nueva herramienta para mejorar la detección y reparación de desigualdades retributivas entre mujeres y hombres. El nuevo Sistema de Valoración de Puestos de Trabajo con perspectiva de género ofrecerá a las empresas que se adhieran la opción de desarrollar un modelo en el que primarán los criterios objetivos para fijar las remuneraciones, sin que se tenga en cuenta en ningún momento el sexo de la persona que lo desempeñe.

La herramienta, que desde hoy está disponible en la web www.igualdadenlaempresa.es , se une a la que el Instituto de la Mujer activó el año pasado con la finalidad de brindar, también a las empresas, un instrumento de fácil autodiagnóstico de posibles diferencias salariales. Un año después, más de 2.000 empresas han recurrido a dicha herramienta, de sencillo manejo y aplicación gratuita. Asimismo, se ha demostrado como eficaz factor de sensibilización y de análisis de las políticas retributivas de muchas organizaciones empresariales. Como en la antes mencionada, esta herramienta puede conocerse en la web www.igualdadenlaempresa.es .

Hay más actuaciones del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, dependiente de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. Porque queda mucho camino por recorrer aún, sobre todo si se atienden algunos informes, como la Encuesta Anual de Estructura Salarial correspondiente a 2013, publicada por el Instituto Nacional de Estadística, en la que se establece en un 16,7% la diferencia salarial en perjuicio de las mujeres. Por ello, el Departamento que dirige Alfonso Alonso considera necesario que se siga tomando conciencia y que el trabajo diario por atajar esta injusticia no cese en ningún momento.

En 2014 el Instituto de la Mujer puso en marcha una línea de subvenciones por importe de 1,6 millones de euros para financiar medidas y actuaciones que contribuyeran a atajar la brecha salarial. Gracias a esta línea de inversión, para cuya financiación se contó con fondos del Espacio Económico Europeo (fondos noruegos), se dio impulso a 9 proyectos.

En 2016 se ha creado un programa para la reducción de las desigualdades retributivas y la mejora de las condiciones laborales con una cantidad de 350.000 euros. Se dirigirá a empresas con plantillas con menos de 250 trabajadores con el objetivo de que instauren medidas y planes que avancen en igualdad salarial. También para este año ha aumentado la dotación presupuestaria para que las PYMES acometan planes de igualdad, toda vez que son considerados instrumentos esenciales para corregir posibles diferencias salariales. La cuantía asciende a 900.000 euros.

Desde 2012 hasta 2015, 536 empresas han elaborado planes de igualdad con apoyo y asesoramiento del Instituto de la Mujer.

COMPROMISO POR LA IGUALDAD

Cada 22 de febrero desde 2011 se conmemora el Día Europeo de la Igualdad Salarial de acuerdo con la resolución del Parlamento Europeo sobre la aplicación del principio de la igualdad de retribución. La brecha en los sueldos y salarios de hombres y de mujeres obedece a las siguientes causas:

–              La segregación horizontal del mercado de trabajo: las mujeres se concentran en sectores productivos y ocupaciones que, por lo general, están peor retribuidos.

–              La segregación vertical, derivada de las dificultades que encuentran las mujeres para acceder a puestos de responsabilidad directiva.

–              Problemas de conciliación.

–              Falta de transparencia de las retribuciones.

–              Impacto de determinados estereotipos de género.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en su compromiso prioritario por la igualdad, ha puesto en marcha durante la legislatura una serie de iniciativas como el Plan de Igualdad de Oportunidades 2014-2016, dotado con más de 3.000 millones de euros al congregar las medidas que al respecto desarrollan e impulsan los ministerios del Gobierno. El 70% de dicha suma se orienta al empleo, al emprendimiento y a la mejora de la conciliación.

Una de las actuaciones incluidas, que protagoniza el Instituto de la Mujer, es la web www.igualdadenlaempresa.es  y la atribución del distintivo correspondiente, que se ha concedido hasta hoy a 116 organizaciones por su buen hacer en materia de igualdad o por haber promovido campañas o actividades que refuerzan los derechos y el papel de las mujeres. La iniciativa “Más Mujeres Mejores Empresas”, a su vez, pretende incrementar la presencia femenina en los órganos de decisión de las compañías.

La evolución en este ámbito invita a la esperanza, ya que desde 2011 a 2013 el porcentaje de mujeres consejeras en los consejos de administración ha pasado del 7,2% al 15,6%. Sin embargo, queda mucho por hacer en dicho campo habida cuenta de que el 60% de las personas con grado universitario son mujeres.

Otras medidas importantes son el reconocimiento expreso de que la titularidad corresponda a ambos progenitores y la ampliación del derecho de reducción de jornada para el cuidado de los menores, desde los 8 a los 12 años.

Los planes de Promoción de las mujeres del medio rural y de Igualdad en las administraciones, que aboga, entre otros objetivos, por iniciar el cierre de los edificios de la administración a las 18.00 horas para favorecer la conciliación,  han sido otras ambiciosas actuaciones del Gobierno.