• El Partido Popular de Toro considera que no es el momento de realizar subidas de impuestos o tasas.
  • Los populares denuncian que morir en Toro va a costar un 29% más de media que en la actualidad.

El grupo municipal popular denuncia que esta subida de tasas se debe únicamente a una decisión política, que pone de manifiesto el gran afán recaudatorio del equipo de gobierno, que es capaz de subir las tasas del cementerio en plena pandemia y con la mortalidad disparada. No conocemos un caso semejante en otro Ayuntamiento de toda España. Los populares recuerdan que con las tasas vigentes, también se cumpliría el principio técnico de equivalencia con los datos económicos calculados por los técnicos municipales, por lo que no hay criterios técnicos que justifiquen la subida.

Subidas aprobadas por el PSOE de Toro:

  • Concesiones  administrativas, incremento de las tasas que oscila entre un 12 % y un 29 %.
  • Inhumaciones o enterramientos, incremento de las tasas que oscila entre un 20 % y un 33 %.
  • Inhumaciones o enterramientos de cenizas, incremento de las tasas que oscila entre un 25 % y un 50 %.
  • Inhumaciones o enterramientos de restos, hay algunos conceptos que no varían en relación a las tasas actuales y en algún caso como los realizados en sepulturas de tierra la tasa sube un 33%.
  • Exhumación y traslado de cadáveres y restos, incremento de las tasas que oscila entre un 25 % y un 250 %.
  • Reducción de restos, hay algunos conceptos que se eliminan y otras tasas se incrementan entre un 25% y un 66%.
  • Transmisiones entre ascendientes y descendientes, las tasas se incrementan entre un 11% y un 20%.
  • Las tasas de conservación y mantenimiento son las únicas que no sufren subidas.

A su vez se incorporan nuevos suplementos que no existían y se incorporan nuevas tasas para la prestación de servicios que no se recogían en la ordenanza vigente como consecuencia de la ampliación de los servicios del cementerio. Único punto positivo de la nueva ordenanza.

El Grupo Municipal Popular cuestiona principalmente el momento elegido para realizar esta subida de tasas por inoportuno, en plena crisis sanitaria y económica, con numerosos toresanos con negocios a los que les está costando mucho esfuerzo salir adelante, y otros cientos con menores ingresos por estar incluidos en ERTES. Hay que tener afán recaudatorio para subir precisamente las tasas del cementerio, con la elevada mortalidad actual ocasionada por el COVID 19 y el envejecimiento de la población de nuestra ciudad.

Esta subida de tasas se debatió en el Pleno del pasado 26 de febrero, siendo aprobada únicamente con los votos del PSOE de Toro, poniendo en práctica la típica política confiscatoria de los gobiernos socialistas. El Partido Popular solicitó al equipo de gobierno dejar esta subida sobre la mesa, al menos hasta que la situación económica mejore y los ciudadanos fueran recuperando sus ingresos. Una vez más el equipo de gobierno aplicó el rodillo y no escuchó las propuestas o sugerencias de la oposición.

Para finalizar, denunciamos que con esta subida de tasas, el Ayuntamiento de Toro crea un caso sin precedentes único en España, al ser uno de los pocos Ayuntamientos, por no decir el único, que sube las tasas del cementerio en plena pandemia