• Considera un disparate la precipitada apertura del tramo de AVE entre Zamora y Pedralba sin que los viajeros puedan apearse en la estación por no estar operativa
  • Es un sinsentido que el viaje se alargue una hora al fijar la parada en La Gudiña y el posterior desplazamiento en autobús a Puebla de Sanabria por la falta de previsión y de coordinación del Gobierno Socialista
  • El senador socialista y presidente de la Comisión de Fomento del Senado, José Fernández Blanco, debe dar explicaciones por este nuevo desplante a los zamoranos.
  • Los parlamentarios socialistas son ávidos cuando se trata de reclamar a otras Administraciones que no son de su signo político y sumisos ante los desmanes del Gobierno Socialista de Pedro Sánchez

El Partido Popular de Zamora considera un disparate y un sinsentido la nueva ocurrencia del Gobierno del Partido Socialista de Pedro Sánchez por la apertura de la línea del Tren de Alta Velocidad entre Zamora y Pedralba de la Pradería sin haber concluido las obras de la Estación de Otero de Sanabria en la que por lógica deberían apearse los viajeros, a pesar del retraso acumulado en este tramo de la línea ferroviaria hacia Galicia.

Este nuevo desplante a la inteligencia y a la paciencia de los zamoranos, hastiados del retraso acumulado en la apertura del tramo, se acrecienta más si cabe con el hecho de que el viaje aumenta su duración hasta una hora más debido a que los usuarios deberán prolongar su viaje hasta la estación de La Gudiña en la provincia de Orense para después, y rozando el esperpento, subirse a un autobús y volver sobre sus pasos hasta Puebla de Sanabria, aunque sea una propuesta provisional.

El Partido Popular de Zamora considera que el senador socialista y presidente de la Comisión de Fomento del Senado, también alcalde de Puebla de Sanabria, José Fernández Blanco, debe dar explicaciones por este nuevo desplante a los zamoranos y no permanecer callado una vez más como nos tiene acostumbrados en los últimos meses ante la supresión del Tren Madrugador de Zamora a Madrid y la drástica reducción de frecuencias diarias reducidas al 30 por ciento respecto al periodo anterior a la declaración del Estado de Alarma el pasado 11 de marzo debido a la crisis sanitaria causada por la pandemia del COVID-19.

Una vez más se pone de manifiesto la hipocresía de los parlamentarios socialistas zamoranos, con su secretario provincial Antidio Fagúndez a la cabeza, quienes son ávidos cuando se trata de reclamar a otras Administraciones que no son de su signo político y sumisos y palmeros ante los desmanes del Gobierno Socialista de Pedro Sánchez.

El PP de Zamora concluye que los socialistas zamoranos se muestran sordos ante las legítimas demandas de los zamoranos como es el caso de la olvidada autovía de la N-122 desde la capital zamorana hasta la frontera con Portugal, o el lamentable estado que presenta actualmente la N-631 entre Montamarta y Mombuey, proyectos que dejó encaminados para su ejecución inmediata el anterior Gobierno del Partido Popular.