• El último desprecio a los zamoranos es el traslado de las oficinas del 091 de la Policía Nacional a Valladolid
  • Incumplen la promesa de descentralizar servicios con el silencio cómplice y la sumisión absoluta de Antidio Faúndez y José Fernández
  • Un gobierno socialista también fue el responsable del desmantelamiento de la vía férrea de la Vía de la Plata

Los socialistas también han dejado en el olvido absoluto la autovía de la N-122 hasta Portugal, la mejora de la N-631 desde Montamarta a Mombuey, y la recuperación del campamento militar de Monte La Reina

El Partido Popular de Zamora denuncia que siempre que Gobierna el Partido Socialista en España la provincia y los zamoranos pierden servicios, tal y como se pone de manifiesto una vez más con el traslado de las salas del servicio del 091 de la Policía Nacional a Valladolid que se hará efectivo este mes de octubre.

El Partido Popular considera que esta decisión del Gobierno socialista choca de lleno con los anuncios realizados para descentralizar servicios desde Madrid hacia otras localidades del interior del país.

A este respecto, el Partido Popular recalca que esta decisión se toma con el silencio cómplice y callado de sus parlamentarios nacionales por la provincia, Antidio Fagúndez, también secretario provincial de los socialistas zamoranos, y José Fernández.

Por ello, el PP pregunta a Fagúndez como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico en el Congreso de los Diputados si ésta es su manera de luchar contra la despoblación en la provincia de Zamora.

Un silencio de los representantes socialistas que se extiende también a la supresión del Tren Madrugador – puesto en marcha por RENFE con un Gobierno del PP en mayo del 2018-, y de más de la mitad de los servicios de Alta Velocidad que comunicaban Zamora con Madrid antes de la declaración del Estado de Alarma el pasado mes de marzo y que no se han recuperado actualmente, con el consiguiente perjuicio para los cientos de zamoranos que los utilizaba.

A lo que se suma el olvido absoluto de la recuperación del campamento militar de Monte la Reina, que los socialistas convirtieron en bandera electoral con la promesa del propio Pedro Sánchez, del proyecto de mejora de la N-631 desde Montamarta a Mombuey redactado y presupuestado por el anterior gobierno del PP, y el abandono de la conversión de la N-122 desde la capital zamorana hasta Portugal, desoyendo una vez más el clamor de alcaldes, empresarios y habitantes de la comarca de Aliste. El PP de Zamora concluye que el Partido Socialista y sus representantes se están burlando de los zamoranos a los que dejan de lado una vez más suprimiendo servicios básicos para el desarrollo, el progreso económico y la creación de empleo en la provincia, como ya hicieron en la década de los años 80 con el desmantelamiento y cierre del tren de la Vía de la Plata.