EL PARTIDO POPULAR DENUNCIA PUBICAMENTE LA NEGLIGENCIA EN LA APERTURA DE LOS PARQUES SIN LA DESINFECCIÓN DE LAS INSTALACIONES POR PARTE DE UNA EMPRESA CERTIFICADA, LO QUE HA PROVOCADO EL CIERRE URGENTE DE LAS INSTALACIONES ANTE LAS CRÍTICAS DE LOS PADRES Y MADRES

El Partido Popular denuncia la falta de coherencia del Equipo de Gobierno, al poner todo su empeño para celebrar los conciertos de Las Noches de Toro, tomando todas las medidas sanitarias legalmente establecidas para la celebración de estos espectáculos. Una forma de gobernar incoherente que contrasta con otras decisiones tomadas en otros servicios públicos, en las que se ha carecido del mismo ímpetu aperturista, como es el caso del cierre de un servicio básico en verano como la piscina municipal.  Queda claro cual son las únicas prioridades del PSOE de Toro, los conciertos, sin escuchar las demandas o sugerencias del los toresanos. Si lo que se pretende es evitar cualquier contagio en una instalación municipal, no es coherente celebrar conciertos con un aforo de 400 personas y cerrar la piscina de verano, una instalación que podría abrirse cumpliendo con los requisitos sanitarios necesarios establecidos por la Ley.

En el último Pleno nuestro Portavoz Municipal Raúl Martínez realizó dos preguntas en dos temas importantes en estas fechas, por un lado solicitó explicaciones al Concejal de Deportes Roberto Asensio, sobre los criterios utilizados para determinar la decisión final de cerrar la Piscina, y realizó otra pregunta a la Concejal de Festejos Sara Pérez, preguntándole los planes de su Concejalía para las próximas Ferias y Fiestas de San Agustín, ambos no contestaron ni dieron ningún tipo de explicación. Una falta de coherencia y falta de planificación que también se ha puesto de manifiesto con la puesta en servicio de los parques infantiles y Zonas Biosaludables, que se pusieron en uso una vez finalizado el Estado de Alarma sin que el Alcalde y su Equipo de Gobierno, se hayan preocupado en la desinfección y limpieza de estas instalaciones por parte del Ayuntamiento. Una falta de previsión y dejadez que han provocado numerosas quejas de usuarios, que han originado la clausura urgente de las instalaciones por parte del Ayuntamiento. Una actitud irresponsable, teniendo en cuenta que sus usuarios son dos de los colectivos más vulnerables ante el COVID 19, nuestros niños y personas mayores.