El GPP en la Cámara Alta presenta una moción en la Comisión de Despoblación y Reto Demográfico

El senador del Partido Popular por la provincia de Zamora, José María Barrios, junto a otros senadores del Grupo Popular en el Senado pertenecientes a la Comisión de Despoblación y Reto Demográfico han registrado una moción por la que se insta al Gobierno de España a que en la estrategia de levantamiento progresivo de las medidas de limitación de la movilidad de las personas, tenga en cuenta el criterio poblacional a fin de flexibilizar el rigor en mayor medida en los municipios menos poblados.

La moción argumenta que la actual crisis sanitaria, económica y social originada por la pandemia del COVID-19 y la gestión que hasta el momento ha hecho el Gobierno de la misma han provocado la necesidad de acordar y aprobar la declaración del estado de alarma y sucesivas prórrogas que han determinado serias restricciones a la movilidad de las personas.

A este respecto, añade que esas restricciones de movilidad se han llevado a cabo de forma uniforme, sin distinguirse entre las distintas realidades demográficas que existen en nuestro país cuando lo cierto es que no tienen la misma eficacia las medidas adoptadas en un entorno urbano de población densa, que en un entorno rural de menor densidad de población y sistemas habitacionales mayoritariamente unifamiliares o aislados.

Los senadores del Grupo Parlamentario Popular consideran que llegado el momento de plantearse el progresivo levantamiento de las restricciones a la libertad de movimientos parece razonable corregir ese error teniendo en cuenta que más de la mitad de los municipios españoles tiene menos de 2.000 habitantes y en ellos es muy ocasional que se generen aglomeraciones, y que hoy puede afirmarse que en esos municipios las restricciones ya deberían limitarse únicamente a evitar concentraciones de muchas personas y a que éstas observen la distancia social mínima recomendada.

En este sentido, estiman que la posibilidad de que los menores puedan salir del confinamiento plantea matices radicalmente distintos en entornos rurales que en núcleos urbanos, dado que no guarda relación alguna la vida de los menores de 14 años en un municipio donde habitan menos de 2.000 personas y la proximidad a zonas abiertas es muy concreta, con la vida en ciudades donde es materialmente imposible no cruzarse con nadie al salir de casa.

La moción concluye que es posible y conveniente arbitrar una diferencia de la rigidez de las medias de confinamiento en función del lugar de residencia y según la densidad de población.