• La presidenta renunció a una subvención de 21.000 euros concedida por la Junta de Castilla y León para la compra de maquinaria
  • El único afán del PP es velar por los intereses de los vecinos de los 15 ayuntamientos
  • La presidenta del órgano mancomunado y el secretario de organización del PSOE están solamente preocupados en enredar y amedrentar a quienes no comulgan con sus imposiciones
  • El PSOE sigue empeñado en embarrar en las instituciones y órganos en los que tienen representantes, bien sea desde el gobierno bien sea desde la oposición

El Partido Popular de Zamora denuncia que la polémica creada en la Mancomunidad de La Guareña responde a una pataleta del Partido Socialista y pide que se respete la opinión y el sentido del voto de todos sus miembros, como es el caso del alcalde independiente del Ayuntamiento de Guarrate.

Los alcaldes y concejales del PP en la Guareña tienen el único afán de velar por los intereses de sus vecinos, al contrario que la presidenta de la Mancomunidad  y alcaldesa socialista de San Miguel de la Ribera y el secretario de organización  de su partido y alcalde de Fuentesaúco, cuya única misión es enredar todo lo posible y amedrentar a quienes no comulgan con las imposiciones que quieren llevar a cabo, mentir e inventar polémicas innecesarias con fines meramente partidistas sin interesarles para la nada los intereses y las necesidades de los habitantes de la comarca.

En este sentido, los representantes del PP apoyan la propuesta de adquisición de una nueva máquina motoniveladora cuya compra sea sufragada al 100 por 100 con cargo al remanente de la Mancomunidad sin que ello suponga más gastos para los ayuntamientos mancomunados y sus vecinos, frente a los socialistas que pretenden imponerles la compra de una máquina de segunda mano y una aportación del 30 por ciento a los municipios.

A ello se une que la actual presidenta de la Mancomunidad, en una decisión arbitraria y personalista, renunció a una subvención de más de 21.000 euros concedida por la Junta de Castilla y León para la compra de maquinaria, con el consiguiente perjuicio que supone para todos los ayuntamientos y todos los vecinos de la comarca.

El PP recalca que el remanente de tesorería que ahora dispone la Mancomunidad para afrontar íntegramente esta compra es fruto de la buena gestión realizada años atrás por los anteriores responsables del órgano.

Al mismo tiempo, el PP recuerda que la subida de la tasa por la recogida de las basuras con la que ahora la presidenta de la Mancomunidad y el secretario de organización socialista intentan confundir a los habitantes de la comarca fue aprobada ya a finales del año 2018 por unanimidad de los alcaldes y los concejales asistentes a la reunión de la Asamblea de la mancomunidad, y se hizo en base al informe técnico y económico realizado por el secretario interventor de la misma, para su entrada en vigor el 1 de enero del 2019.

Asimismo, el PP añade que la revisión de la actual tasa de basuras no se ha planteado en ninguna Asamblea posterior y nada tiene que ver con la compra de una motoniveladora por mucho que se empeñen en ello estos dos representantes del PSOE en La Guareña.

Del mismo modo, el PP considera que la falta de apoyo del alcalde independiente de Guarrate se debe única y exclusivamente a la falta de diálogo y al totalitarismo que caracteriza la manera de actuar de los socialistas en las instituciones y órganos en los que gobiernan.

Los ayuntamientos gobernados por alcaldes del Partido Popular en la comarca continuarán trabajando en beneficio de los habitantes de La Guareña por encima de los cálculos e intereses partidistas que mueven al PSOE y sus representantes empeñados en embarrarlo todo. El PP concluye que los representantes populares en La Guareña harán lo que esté en su mano para satisfacer las necesidades y resolver los problemas reales de sus vecinos, obviando las mentiras y los enredos de los dirigentes socialistas.