SAF –8 de mayo de 2015.

•             Posible colaboración económica entre Ayuntamiento, Diputación y Gobierno para rehabilitar las antiguas instalaciones

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, se ha comprometido a estudiar los informes técnicos y económicos que sean necesarios sobre la rehabilitación del antiguo cuartel de la Guardia Civil de Moraleja del Vino, y elevar las propuestas al Ministerio del Interior, para propiciar el posible retorno de la Benemérita a este municipio tras el traslado provisional a la localidad de Arcenillas en septiembre último.

El compromiso de Jerónimo García Bermejo se ha concretado en una reunión celebrada en el Ayuntamiento de Moraleja del Vino con el alcalde, Guillermo Freire; el diputado provincial Aurelio Tomás y la arquitecta municipal, donde se recordó que institucionalmente la solución de Arcenillas tenía carácter provisional y que se mantenía el objetivo y la voluntad del retorno de la Guardia Civil a Moraleja, previa realización de las obras necesarias.

En la reunión de conocieron algunos informes técnicos municipales sobre la situación del edificio y las reformas importantes que hay que realizar para recuperar la utilización de las zonas que son necesarias e imprescindibles para la prestación digna del servicio de la Guardia Civil a los ciudadanos, así como algún avance del coste económico de las actuaciones previsibles.

El subdelegado del Gobierno, García Bermejo, en línea con lo adelantado por su antecesora en el cargo, manifestó su apoyo al retorno de la Guardia Civil a Moraleja del Vino, y a trasladar al Ministerio del Interior los informes técnicos que se presenten, el presupuesto estimado de la actuación y la propuesta del posible convenio de financiación en el que participarían el Ayuntamiento, la Diputación y la Administración Central, en su caso.

Traslado provisional

El cuartel de la Guardia Civil de Moraleja del Vino prestó servicio por último día el 2 de septiembre de 2014, antes de su traslado a Arcenillas, que se hizo efectivo al día siguiente.

Inicialmente, la Benemérita barajó la posibilidad de ubicar sus dependencias en la zona en Morales del Vino pero posteriormente se optó por Arcenillas.

Las nuevas instalaciones, cedidas por el Ayuntamiento de Arcenillas, se ubican en el número uno de la calle Escuelas de la localidad. El traslado fue provisional y se debió a las malas condiciones del inmueble que albergaba el cuartel de Moraleja del Vino, declarado en ruina técnica unos meses antes, según informó la Guardia Civil de Zamora en un comunicado.

El pleno del Ayuntamiento de Arcenillas acordó con fecha 24 de junio la cesión del inmueble de su propiedad a la Guardia Civil, por lo que tras ser aceptado, se tramitó el correspondiente expediente administrativo de cesión de un bien inmueble a otra administración pública.

La Guardia Civil mantiene el mismo número de teléfono del Puesto de Moraleja del Vino, el 980 571 016, en el que son atendidos los requerimientos de los ciudadanos de las localidades de la demarcación. El horario de atención al ciudadano no ha cambiado y las dependencias permanecen abiertas diariamente de 8.30 a 14.30 horas.