Que todo el mundo encuentre algo que hacer en la ciudad, en los barrios, y de cara a los turistas se plantea este verano atípico pero no por ello no tiene porque no ser divertido.

La solución para un verano diferente y que desde la Concejalía de Cultura se quiere también compatibilizar con los turistas ya que el turismo interior parece ser el motor del turismo en la provincia, aunque la caída de un 90% es mas que claro.

Leer más en ZN