El consejero de Economía y Hacienda ha remitido una carta a la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital pidiendo la flexibilización de las exigentes condiciones y la revisión de los requisitos que están limitando el acceso a la obtención de ayudas para la reactivación de la actividad económica de los autónomos y empresas de la Comunidad más castigados por la crisis económica del COVID-19.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha remitido una carta a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, solicitando una revisión de los requisitos y la flexibilización de los criterios para que más autónomos y pymes puedan acceder a las ayudas directas que la Junta de Castilla y León ha convocado, tal y como se establece en el Real Decreto-Ley 5/202 de 12 de marzo de medidas de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia del COVID-19, publicado por el Gobierno de España.

En la misiva, Fernández Carriedo destaca que la Junta ha acelerado la tramitación autonómica de estas ayudas -Castilla y León fue la segunda Comunidad en convocarlas- con el objetivo de que los fondos llegasen lo antes posible a las pymes y autónomos más perjudicados por la crisis, para poder recuperar la actividad previa al impacto del COVID-19 y contribuir a la recuperación económica y del empleo.

Flexibilizar criterios de las ayudas

El consejero de Economía y Hacienda pide a la vicepresidenta una revisión de los requisitos, para flexibilizarlos y adecuarlos a la realidad que están sufriendo los autónomos y las empresas y a los que, sin embargo, no pueden acceder por la rigidez de las condiciones normativas impuesta para su obtención.

Las condiciones del Gobierno de España establecen que las ayudas están limitadas ‘exclusivamente al pago de deudas vivas con proveedores y otros acreedores, o a los requisitos de caída mínima en el volumen de operaciones, o la intensidad de la ayuda sobre la caída adicional respecto de la mínima exigida’. Estos requisitos están “alejados de la realidad que viven los autónomos y empresas más perjudicados por la pandemia y que pueden impedir que las ayudas alcancen los objetivos que las motivaron”.

Fernández Carriedo ha trasladado también a la vicepresidenta del Gobierno que, “transcurridas ya cuatro semanas desde la publicación de nuestra convocatoria, el número de solicitudes es mucho menor del esperado”. Asimismo, se informa a la ministra que se han realizado consultas con algunos de los posibles beneficiarios de las ayudas, que trasladan a la Consejería de Economía y Hacienda que las exigentes condiciones y requisitos establecidos en el citado Real Decreto-Ley para la obtención de las ayudas imponen restricciones de acceso a las mismas.

Artículo anteriorLa Junta pone en marcha el portal Español en Castilla y León para impulsar la promoción de la Comunidad como destino de aprendizaje de español como lengua extranjera
Artículo siguienteLa Junta extiende el bilingüismo de forma experimental a los centros de Formación Profesional en el curso 2021-2022