Desde el año 1992, y buscando la igualdad de géneros, se celebra cada 19 de noviembre el Día Internacional del Hombre. Un día y un mes en el que muchos hombres se dejan el bigote como seña de identidad y para reivindicar también que los varones tienen un día en el calendario del año y que sirve para poner en valor lo bueno que es ser un hombre.

También este día es uno de los que ponen de manifiesto cuales son los cánceres que por razón de su género llevan implícitos los varones.

Leer más en ZN