No se tomará ninguna medida en relación con la desescalada en Castilla y León hasta después de Semana Santa, aunque los datos epidemiológicos así lo aconsejen. Así de rotundo se mostró el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

 Francisco Igea aseguró que en el Consejo Extraordinario del próximo lunes «no se tomarán nuevas medidas» por recomendación del Consejo Interterritorial, que aconseja no cambiar los niveles de alarma hasta que pase la Semana Santa.

Leer más en ZN