almeida - 03 de febrerode 2019.

SAF 02 02 19 0051

                Una de las señas de identidad que ha caracterizado a estos pueblos Castellano/Leoneses, han sido el arraigo a las tradiciones que se vienen conservando de una generación a otra a lo largo de los años.

                Conservar cada una de las tradiciones que hemos ido heredando de nuestros mayores, es lo que de alguna forma nos hace que nos aferremos a esas raíces y que sin ellas, perderíamos una buena parte nuestras señas de identidad.

                Tradicionalmente, una familia que pretendiera tener las necesidades básicas para su subsistencia cubiertas, además de los productos que producía la tierra que labraba y el sustento que proporcionaban los animales domésticos que se cuidaban en cada casa, cada familia contaba con uno o más cerdos a los que pacientemente iba alimentando durante todo el año con los productos que extraía de la huerta y cuando pasaba San Martín, se procedía a sacrificar el animal para que las proteínas que nos proporcionaba, porque según aseguran algunos, del cerdo se aprovecha todo, iban a proporcionar ese complemento tan necesario y en ocasiones vital, en cada una de las casas.

No solo eran los sabrosos embutidos que de él se extraían y los ricos jamones y paletillas, el resto del animal era el complemento idóneo para acompañar a unas buenas legumbres o para aderezar cualquier guiso que en las cazuelas de barro y en los potes se iban cocinando a fuego lento en la lumbre durante toda la mañana, mientras se realizaban las labores en el campo, para que la comida resultara uno de esos manjares que permanecen en el recuerdo de quienes los han disfrutado.

Esa cultura de nuestros pueblos, se ha ido perdiendo, ahora es más cómodo ir a comprar lo que se necesita a la carnicería o a la tienda del pueblo o de la ciudad, pero los sabores que dejaba aquella matanza, para quienes tuvieron la suerte de poder disfrutarla, no se han ido de su mente por muchos años que hayan pasado.

En Tábara, las tradiciones se intentan mantener, cada año el restaurante el Roble las revive y en estas fechas, organiza una matanza tradicional para que la gente del pueblo y los que se sienten atraídos por los recuerdos de la niñez, puedan disfrutar de una matanza al estilo tradicional, como siempre se ha realizado.

Desde primera hora de la mañana, los cohetes van anunciando la celebración de la actividad. Los mozos y los menos mozos del pueblo, aquellos que alguna vez han vivido la fiesta de la matanza, se van reuniendo cerca del restaurante que lo organiza y ellos son los protagonistas, los que van haciendo que la gente que se acerca al recinto, disfrute y participe de la fiesta.

En una gran parrilla se van asando las delicias que proporciona este animal; panceta, chorizo, morcilla,…. se van enriqueciendo con el calor que proporciona la leña de encina y se va ofreciendo a todos los asistentes acompañado de vinos y de licores de la tierra.

Hacia las doce comienza el acto central de la actividad, en esta ocasión, la protagonista ha sido una cerda de unos 120 kilos que una vez sacrificada fuera de la vista de los asistentes, se ha procedido a tratar de que su carne siguiera también el proceso tradicional con el que siempre se ha tratado a estos animales.

Primero se ha ido chamuscando su piel con paja para eliminar todas las cerdas y luego con agua caliente se ha limpiado su superficie para que después, las hábiles manos de los que saben cómo hacer este trabajo, fueran abriendo en canal el animal para extraer todas las vísceras dejarlo colgado para que el frió del ambiente, se encargara de poner la carne a punto antes de proceder al despiece de cada una de las partes que proporciona este animal.

La música tradicional ha estado permanentemente en la fiesta y luego se ha ofrecido una comida a aquellos que deseaban seguir con la tradición y con un menú confeccionado por el cocinero del restaurante, más de medio centenar de personas, han continuado la fiesta en el interior del Roble.

Son tradiciones que se van perdiendo, pero que representan una parte muy importante de la vida en estas tierras y representaban ese sustento necesario para todo el año en la mayor parte de las familias de esta tierra, que esperaban la matanza para poder abastecerse de esas proteínas que les iban a permitir mantenerse a lo largo de todo el año.

 Galería de fotos - Fotos: SAF

 

 SAF 02 02 19 0001    SAF 02 02 19 0005
     
 SAF 02 02 19 0008    SAF 02 02 19 0011
     
 SAF 02 02 19 0022    SAF 02 02 19 0023
     
 SAF 02 02 19 0024    SAF 02 02 19 0026
     
 SAF 02 02 19 0027    SAF 02 02 19 0028
     
 SAF 02 02 19 0031    SAF 02 02 19 0032
     
 SAF 02 02 19 0034    SAF 02 02 19 0036
     
 SAF 02 02 19 0037    SAF 02 02 19 0040
     
 SAF 02 02 19 0046    SAF 02 02 19 0047
     
 SAF 02 02 19 0051    SAF 02 02 19 0054
     
 SAF 02 02 19 0055    SAF 02 02 19 0057
     
 SAF 02 02 19 0058    SAF 02 02 19 0059
     
 SAF 02 02 19 0060    SAF 02 02 19 0062
     
 SAF 02 02 19 0063    SAF 02 02 19 0065
     
 SAF 02 02 19 0067    SAF 02 02 19 0068
     
 SAF 02 02 19 0070    SAF 02 02 19 0072
     
 SAF 02 02 19 0073    SAF 02 02 19 0074
     
 SAF 02 02 19 0077    SAF 02 02 19 0078
     
 SAF 02 02 19 0079    SAF 02 02 19 0081
     
 SAF 02 02 19 0083    SAF 02 02 19 0085
     
 SAF 02 02 19 0086    SAF 02 02 19 0087
     
 SAF 02 02 19 0090    SAF 02 02 19 0091
     
 SAF 02 02 19 0092    SAF 02 02 19 0094
     
 SAF 02 02 19 0095    SAF 02 02 19 0099
     
 SAF 02 02 19 0100    SAF 02 02 19 0102
     
 SAF 02 02 19 0104    SAF 02 02 19 0105
     
 SAF 02 02 19 0106    SAF 02 02 19 0108
     
 SAF 02 02 19 0110    SAF 02 02 19 0111
     
 SAF 02 02 19 0114    SAF 02 02 19 0115
     
 SAF 02 02 19 0116    SAF 02 02 19 0117
     
 SAF 02 02 19 0119    SAF 02 02 19 0120
     
 SAF 02 02 19 0123    SAF 02 02 19 0125
     
 SAF 02 02 19 0126    SAF 02 02 19 0127
     
 SAF 02 02 19 0127    SAF 02 02 19 0132
     
 SAF 02 02 19 0134    SAF 02 02 19 0138
     
 SAF 02 02 19 0140    SAF 02 02 19 0142
     
 SAF 02 02 19 0143    SAF 02 02 19 0144
     
 SAF 02 02 19 0146    SAF 02 02 19 0148
     
 SAF 02 02 19 0157    SAF 02 02 19 0160
     
 SAF 02 02 19 0162    SAF 02 02 19 0163
     
 SAF 02 02 19 0165    SAF 02 02 19 0171
     
 SAF 02 02 19 0172    SAF 02 02 19 0173
     
 SAF 02 02 19 0149    SAF 02 02 19 0156

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

 electrotabara    Distribuciones R   anuncionuevotabara   anuncionuevo4   carniceria manolo
                 
 carpinteria gago    palacio   construccione pena   tanis   el roble
                 
 Viriato1a    zamora news   panaderia carbajalino    ayto faramontanos    anuncioTVD
 alefran1    alefran2    alefran3    ayto 1    ayto 2
 ayto 3    ayto 4    ayto 5    ayto 6    ayto tabara
residencia1   residencia2A   residencia3A