Isaías Santos Gullón - 21 de noviembre de 2017.

 leon felipe5400

Al poeta Miguel H. Miñambres, correspondiendo al hermoso soneto “A León Felipe Camino, natural de Tábara, poeta universal” que, en la página de Benavente, dedica a nuestro Movimiento Poético “Inquietud”.

- I –

TIERRA CUNA

“Perdónanos nuestras deudas,

así como nosotros perdonamos…”

 

(Del más alto poema universal:

El Padrenuestro)

Si un verso lleva dentro un universo,

su sílaba ya besa tierra y luna.

El tuyo sintió sed de tierra cuna

y por eso lloró de sed tu verso.

Llorar de sed es salmo en el disperso

romero paso con tu cruz en una

invocación ansiando la laguna

donde bebió tu mar su Luz y el Verso.

No recordar es cosa de memoria.

Humana halló tu desmemoria encuadre,

y escrito queda ya en pedral de historia:

Le cuadre al mundo entero o no le cuadre,

ni Tábara a su hijo quita gloria

ni el hijo a Tábara su don de madre.

- II –

CASTILLA SIEMPRE

“Gracias, Dios mío, que me has dado el poema”.

(E. G. C.)

DEJASTE una bandera en un poema

romero que te fuiste a flor de gloria.

Castilla se edifica con Historia,

y fuiste un brazo más de nuestro lema.

Castilla siempre ha sido rama y gema

de grumetes blandiendo trayectoria

y en ti, Cid del Camino, halló victoria

que en el centro de América es emblema.

Romero tú, Castilla avanza en nueva

virgen vereda cabalgando en silla

de luz forjada con tu luz de gleba.

No busco en tu poema más orilla

que la oración de Luz que un hombre lleva

y, siempre, siempre, el vuelo de Castilla.

ELISARDO GONZÁLEZ CRESPO

(Del Movimiento Poético “Inquietud”).

Publicado en la página cuatro CORREO DE TÁBARA en El Correo de Zamora de 17/6/1975.