logoastorga400

En la situación actual de pandemia por el covid-19

· El Sr. Obispo presidirá la misa en la catedral el domingo 1 de noviembre a las 12:00 h.

Ante la próxima celebración en los primeros días del mes de noviembre de la Solemnidad de Todos los Santos y la Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, el Obispado de Astorga ha hecho llegar a las parroquias algunas indicaciones importantes para organizar estas celebraciones, dado que en la actual situación de pandemia y con las exigencias sanitarias que están vigentes en muchos lugares de nuestra propia diócesis no será posible celebrarlas en la forma habitual.

Junto a esto, es importante también destacar que este año en muchas de nuestras comunidades cristianas es particularmente oportuno y necesario orar por todos los que han fallecido en estos meses y que, en tantos casos, han sido enterrados en circunstancias muy excepcionales, con especial dolor para sus familias.

Las INDICACIONES de alcance diocesano son las siguientes:

  1. No debe celebrarse la Eucaristía ni ha de hacerse ningún otro tipo de convocatoria para orar por los difuntos (responsos, oraciones fúnebres, rezo del santo rosario, etc.) fuera del templo parroquial, el cual ha de estar preparado y bien dispuesto para cumplir con las normas sanitarias de seguridad e higiene.
  2. El lugar de la celebración eucarística estos días debe ser siempre, pues, el templo parroquial, con las medidas oportunas relacionadas con el aforo, distancia de seguridad, acceso a gel hidroalcohólico y uso de la mascarilla que estén indicadas en cada momento por las autoridades sanitarias.

Es necesario tener en cuenta también que el permiso de las autoridades civiles correspondientes para poder realizar actos de culto fuera del templo en los cementerios sería en la mayoría de los casos muy difícil obtener, y todavía más complejo poder responsabilizarse de que en el cementerio se guardasen las debidas distancias y medidas de seguridad.

  • Por los mismos motivos, la tradicional oración por los difuntos que se suele rezar en nuestros cementerios ha de celebrarse también en el templo parroquial, bien sea, como ya se ha dicho, la Eucaristía aplicada por los difuntos, bien sea otro tipo distinto de celebración (responso, oración fúnebre, rezo del santo rosario, etc.).
  • Por último, será muy conveniente que, en la medida de lo posible, se organicen los actos litúrgicos de estos días teniendo en cuenta que en gran parte de nuestra diócesis (León y Zamora) el día 2 de noviembre no es laborable, lo que facilitará en buena medida el poder acercarse a un mayor número de parroquias.

Si antes de estas fiestas hubiese alguna novedad importante que cambiase sustancialmente la actual situación socio-religiosa os lo comunicaríamos oportunamente.