Desde las organizaciones sindicales están detectando un problema entre las y los trabajadores que no pueden tener el teléfono disponible en el puesto de trabajo. Entre las conversaciones que hemos tenido, en el sector industrial nos han comentado que no pueden acudir a consulta médica telefónica porque en las empresas no se permite tener el móvil durante la jornada laboral.

Entendemos que durante la parte más cruda de la pandemia se tomara la decisión de que la consulta de atención primaria se hiciera de manera telefónica, pero no que lo excepcional se convierta en definitivo cuando podemos preparar las consultas para atender presencialmente a quienes lo soliciten.

Desconocemos de qué manera estas empresas están dando bajas médicas a sus trabajadores y trabajadoras sino se les permite siquiera la atención sanitaria telefónica e invitamos a los Comités de prevención de seguridad y salud a que se pronuncien a favor de establecer medidas de atención a los y las trabajadoras que están en estas circunstancias.

Leer más en ZN