JAVI. CRISIS CORONAVIRUS, REPORTAJE A LA BRILAT Y SU TAREA DE DESIFECCION EN LA RESIDENCIA DE MAYORES DE CAMPOLONGO, Y LABORES DE VIGILANCIA EN CONCELLO DE BARRO

La operación BALMIS de las Fuerzas Armadas para la lucha contra la pandemia producida por el virus COVID-19 ha concluido este domingo después de 98 días en los que la BRILAT, trabajando bajo la dirección del
Mando Componente Terrestre, ha llevado a cabo sus intervenciones.

La BRILAT, durante más de tres meses, ha prestado apoyos en distintas localidades de las Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias y Castilla-León con el propósito de apoyar la acción del Estado y en apoyo a la población en la lucha contra la propagación del virus COVID-19 en estrecha colaboración con el resto de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Organismos Institucionales y Administraciones Públicas.
Tras estos 98 días de estado de alarma y una vez finalizada la Operación BALMIS, la BRILAT no puede sino agradecer a la sociedad gallega, asturiana y castellano-leonesa su excelente predisposición para con sus militares.

Desde la BRILAT se quiere reconocer a los trabajadores e internos de las 219 localizaciones que se han desinfectado, especialmente a los de las residencias de mayores por el cariño con el que han recibido a los militares; a los trabajadores del hospital Universitario Central de Asturias por facilitar el trabajo durante los 94 días de despliegue en la estación de triaje y test rápidos; a la Guardia Civil y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por los apoyos y la colaboración demostrados; a todos los particulares y empresas que
desinteresadamente han colaborado y a los ciudadanos que, sencillamente, han apoyado, aplaudido y animado a los militares de la BRILAT durante la Operación.

Fiel reflejo del compromiso de la Brigada “Galicia” VII con la sociedad española es la participación en la operación BALMIS de una media de cerca de 100 militares y 27 vehículos por día y la mejor recompensa es la del sentimiento del deber cumplido y las muestras de agradecimiento y cariño que los ciudadanos han transmitido.