• La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha presidido la Conferencia Sectorial para la Transformación digital donde se han detallado las actuaciones que gestionarán las Comunidades Autónomas
  • Las Comunidades Autónomas dispondrán de 360 millones de euros para impulsar la conectividad digital en centros de referencia como hospitales y centros educativos, así como en polígonos industriales, centros logísticos y empresas; para facilitar bonos de conectividad a colectivos vulnerables y para la adaptación de infraestructuras de telecomunicaciones en los edificios
  • Asimismo, dispondrán de 140 millones de euros para el impulso de las competencias digitales transversales de la ciudadanía, con especial foco en colectivos como mujeres y niñas.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha presidido la Conferencia Sectorial para la Transformación Digital en la que se han aprobado los proyectos de digitalización y conectividad que gestionarán las Comunidades Autónomas en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Las Comunidades Autónomas podrán liderar acciones para lograr los objetivos del Plan de Recuperación para reforzar y ampliar la conectividad de ciudadanos y empresas, e impulsar las competencias digitales transversales de la ciudadanía, especialmente entre colectivos como mujeres y niñas.

En la reunión han participado los responsables autonómicos en materia de telecomunicaciones y digitalización y representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias, además del secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, y la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas.

Componente 15: Conectividad digital, impulso de la ciberseguridad y despliegue de 5G

El Componente 15 del Plan de Recuperación tiene un presupuesto de 4.000 millones de euros y engloba las actuaciones que tienen por objetivo que el 100% de la población tenga cobertura de conectividad digital de alta velocidad, impulsar la tecnología 5G y crear un ecosistema de ciberseguridad. Las Comunidades Autónomas pondrán en marcha actuaciones con una inversión prevista de 360 millones de euros, el 11% del presupuesto destinado a conectividad y 5G en el componente.

Estas actuaciones se enmarcan, asimismo, en el Programa UNICO, un Programa que ha puesto en marcha el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación digital y que sirve de marco para diferentes convocatorias y soluciones para lograr la universalización del acceso a la banda ancha ultra rápida (100 Mbps o superior) en todo el territorio, así como la aceleración del despliegue de 5G, incluso en las áreas rurales de carácter remoto.

En este ámbito, las CCAA gestionarán los siguientes programas e inversiones:

UNICO-Servicios Públicos. Este programa permitirá financiar infraestructura de banda ancha con velocidades de, al menos, 300 Mbps, escalables a 1 Gbps en centros de referencia tales como hospitales, centros de salud, centros educativos y de formación y otros centros en los que se presten servicios públicos y reforzar su conectividad. El presupuesto del programa es de 150 millones de euros y se distribuye entre las CCAA por criterio de población.

El Programa UNICO-Industria y Empresas tiene un presupuesto de 100 millones de euros y su objetivo es reforzar la conectividad en polígonos, centros logísticos y áreas de concentración de actividad económica, situados en zonas blancas o zonas grises NGA[1]. El programa incluirá tanto el despliegue de banda ancha que permita velocidad de 300 Mbps, escalables a 1 Gbps, como la interconexión de los centros o instalaciones entre sí, con la finalidad de facilitar el acceso de altas prestaciones a redes en proyectos de carácter innovador de digitalización sectoriales. La distribución de los fondos se ha realizado de acuerdo con criterios de extensión de territorio y número de empresas en las Comunidades Autónomas.

UNICO-Bono Social tiene un presupuesto de 30 millones de euros y consiste en la creación de un bono social que permita contratar o mejorar la conexión a banda ancha fija, con una velocidad mínima de 30 Mbps, para personas o familias identificadas como vulnerables. Existirá una limitación de un bono por unidad familiar y persona con cuantía máxima del bono de 240 €/año. Podrán colaborar con el programa del bono social aquellos operadores que presten servicio, en todas o en alguna de las comunidades y ciudades autónomas. La distribución entre las CCAA se ha realizado de acuerdo al número de familias en riesgo de pobreza.

Por último, UNICO-Edificios permitirá mejorar las instalaciones de telecomunicaciones en los edificios construidos antes del año 2000. El presupuesto del programa es de 80 millones de euros y se distribuye en función del número de edificios construidos antes del año 2000.

En el Programa UNICO-Edificios, así como en UNICO -Bono Social y UNICO- Industria y empresas se ha reservado un 17,5% del total de los fondos para distribuir en 2023 como un fondo de éxito entre las cinco Comunidades o Ciudades Autónomas que hayan alcanzado el 90% del número de actuaciones acumuladas correspondientes a 2021 y 2022.

Componente 19: Plan Nacional de Competencias Digitales

El componente 19 del Plan de Recuperación, relativo al Plan Nacional de Competencias Digitales busca reforzar las competencias digitales de los trabajadores y del conjunto de la ciudadanía, reduciendo el porcentaje de la población española que carece de competencias digitales. Así, uno de los ejes de actuación es el impulso de las competencias digitales transversales del conjunto de la ciudadanía, poniendo énfasis en colectivos en riesgo de exclusión social y luchando contra la brecha digital de género.

Con este gran objetivo, las CCAA y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla recibirán 140 millones de euros para ejecutar acciones de formación y adquisición de competencias digitales por parte de la ciudadanía, a través de actuaciones como módulos formativos, talleres, seminarios, etc. Actuaciones que, además deberán poner el foco en formación para mujeres y niñas.

Las inversiones pretenden reforzar los programas que vienen ejecutando las CCAA a través de iniciativas como el fortalecimiento de redes de centros de apoyo a la formación digital, acciones de inclusión digital con foco en colectivos vulnerables, programas de información y sensibilización para población senior o programas de innovación para el cierre de la brecha digital.

El reparto entre autonomías se ha realizado atendiendo al porcentaje de personas sin habilidades digitales básicas sobre el total de la población, buscando con ello llegar a aquellas regiones más vulnerables y necesitadas de formación en competencias digitales.

Todo lo anterior con un objetivo ambicioso pero necesario para nuestro país: formar aproximadamente a 700.000 ciudadanos y ciudadanas en competencias digitales hasta 2025, debiéndose haber comprometido al menos el 75% del presupuesto en el año 2023.


[1] En la normativa de ayudas de Estado se definen como zonas blancas NGA aquellas que no disponen de cobertura de redes de banda ancha de nueva generación, ni previsiones para su dotación por algún operador en el plazo de 3 años. Las zonas grises NGA son aquellas que solo disponen de cobertura de banda ancha de nueva generación o de previsiones para su dotación en el plazo de 3 años por parte de un solo operador.

Distribución de fondos por CCAA

Artículo anteriorMaíllo a Marlaska: “Cuanto antes se vaya mejor para usted y para la democracia española”
Artículo siguienteLa Diputación presenta un proyecto para fomentar la actividad comercial en las zonas rurales, responsable con el medio ambiente