Con la participación del secretario general de Asuntos Económicos y G20

  • El secretario general de Asuntos Económicos y G20 de la Presidencia del Gobierno, Manuel de la Rocha, responsable de la coordinación de la gestión de los Fondos Europeos, explicó a los miembros del Consejo de Cámaras de Castilla y León los detalles del Plan
  • El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, arranca con la celebración de esta videoconferencia una ronda de reuniones informativas que incluirá a empresarios y sindicatos y visitas a las cámaras provinciales

La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha iniciado con el Consejo de Cámaras, reunido mediante videoconferencia con el propio delegado, Javier Izquierdo, una ronda de reuniones informativas sobre el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que ha contado en esta primera cita con la participación del secretario general de Asuntos Económicos y G20 de la Presidencia del Gobierno, Manuel de la Rocha, responsable de la coordinación de la gestión de los Fondos Europeos que corresponderán a España.

De la Rocha arrancó la reunión, en la que participó el presidente del Consejo, Antonio Miguel Méndez Pozo, y los responsables de las cámaras provinciales y locales de la Comunidad Autónoma, explicando los condicionamientos de la recepción de esos fondos, en total 140.000 euros, -de los cuales 70.000 son ayudas directas y otros 70.000 préstamos blandos-, y que llegarán a lo largo de 6 años, siempre en base a la elaboración, negociación y aprobación por parte de la Unión Europea del Plan de inversiones y reformas de nuestra economía, y el cumplimiento de numerosos requerimientos que exige la propia UE.

Los objetivos del Plan, que estos días se negocia con la Comisión Europea, son la transición ecológica, la transformación digital, la igualdad de género y la cohesión social y territorial, con el horizonte puesto en 2026.

Así pues, aclaró De la Rocha, “nadie ha perdido aún ningún tren, y habrá oportunidades para todos”, puesto que aún no han empezado a presentarse proyectos, sino que se está actualmente en una fase previa, marcada por la presentación de manifestaciones de interés, que han servido para consultar a la sociedad y a los agentes económicos su opinión sobre los proyectos de inversión y las herramientas e instrumentos más adecuados para sacar el máximo partido a la colaboración público-privada.

El esquema de gobernanza diseñado por el Gobierno para la puesta en marcha del Plan incluye un seguimiento por parte de varios comités que encabeza el propio presidente, diálogo con los agentes sociales, y conferencias sectoriales en las que participarán Comunidades Autónomas y Ministerios.

Las Comunidades recibirán transferencias de dinero para financiar proyectos relacionados con sus ámbitos de competencia (empleo, educación, medio ambiente, promoción económica…) y deberán dar cuenta del destino de esos fondos, tal y como exige Bruselas. Con estos recursos, la Junta de Castilla y León, al igual que el Estado, podrá licitar inversiones concretas o promover convocatorias de concurrencia pública para seleccionar los proyectos que se financiarán.

Para los ayuntamientos, el Ministerio de Hacienda también está desarrollando un instrumento que pretende garantizar la recepción de fondos por parte de las entidades locales, en torno a un centenar, aproximadamente, destinados a materias de su competencia como servicios sociales, movilidad, agenda urbana o rehabilitación de edificios, por ejemplo.

El secretario general destacó el importante papel que van a desarrollar las empresas y las instituciones en la definición de los objetivos del Plan, mediante los “grupos de alto nivel” o las manifestaciones de interés que se han promovido y que ayudarán a diseñar las estrategias de mejora y las necesidades de inversión, incidiendo en que buena parte de la inversión se va a dirigir a las pymes.

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, avanzó a los miembros de la institución cameral su intención de iniciar una ronda de visitas por las provincias con el objeto de continuar explicando el avance del Plan y su importancia como oportunidad y reto para la economía de Castilla y León, a la que sumará el diálogo con empresarios y sindicatos y su absoluta disposición para ser receptor de las dudas e inquietudes de todos los agentes llamados a intervenir en el proceso.

Por su parte, el presidente del Consejo de Cámaras, Antonio Méndez Pozo,  agradeció las explicaciones de Manuel de la Rocha y de Javier Izquierdo y les agradeció la puesta en valor de la labor de proximidad y capilaridad de Cámaras para ayudar a las empresas como catalizadores en las distintas provincias de los fondos, ya que la red ejercerá como organismo intermedio para canalizar fondos a las pymes. Asimismo, reivindicó el papel de lealtad, de esfuerzo y ganas de las Cámaras para contribuir a la frase que actualmente tanto se escucha como “no dejar a nadie atrás” ya que los mecanismos para llegar a todas las pymes no son sencillos para la Administración, y, en ese sentido, se trabajará en red.

Artículo anteriorLos servicios provinciales de la Administración General del Estado en materia de empleo y Seguridad Social siguen funcionando a pleno rendimiento
Artículo siguientePiña: «Tenemos que dar el máximo para ganar y aun así hay días que no te da»