Ejercicios de entrenamiento de los Planes de Emergencia de Presas en el municipio de Galende (Zamora)

  • Virginia Barcones asiste a las comprobaciones anuales de los sistemas de seguridad ante eventuales situaciones de emergencia de las presas de la central hidroeléctrica de Moncabril.
  • En el entorno de la comarca de Sanabria, la delegada apuesta por las  energías renovables para generar riqueza en el territorio: “Tenemos que buscar ese equilibrio, entre la protección de nuestro patrimonio natural  y la capacidad de generar riqueza que se transforme en oportunidades de futuro”.
  • Los nuevos planes de Emergencia de Presas se implantarán en  todas las provincias de la comunidad, excepto en Zamora, donde están todos activados.

Zamora, 28 de junio de 2022.- La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha asistido hoy en Zamora a los ejercicios de entrenamiento de la implantación del Plan de Emergencia de las presas de la central hidroeléctrica de Moncabril, en el término municipal de Galende, que se realizan anualmente para comprobar el funcionamiento de los sistemas de comunicaciones y avisos a la población ante una eventual situación de emergencia.

Los ejercicios de entrenamiento de la implantación del Plan de Emergencia de las presas en esta zona de la comarca de Sanabria, han incluido la visita a tres instalaciones: la Presa de Vega de Tera, la de Vega de Conde y la de Cárdena. “Lo más importante para el Gobierno de España, siempre, es la seguridad –ha asegurado Barcones–, tener preparados todos los dispositivos de emergencia que esperamos no tener que utilizar nunca, pero que desgraciadamente, en algunos momentos, y en esta zona bien se sabe, es necesario tener siempre a punto. Anualmente, se realizan estos simulacros, en los que se activan todos los sistemas de seguridad”.

Virginia Barcones ha explicado que es el titular de las infraestructuras hidráulicas –Endesa en el caso de las presas visitadas hoy–, el responsable de elaborar el proyecto de implantación del Plan de Emergencia de las presas, de su mantenimiento y actualización, y el Comité de Implantación es quien lleva a cabo su supervi­sión. En el Comité de implantación del Plan de Emergencia de Presas están representadas la Administración estatal, por un lado, con la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno y con la CHD, y, por otro lado, la Administración autonómica, con su Agencia de Protección Civil­­.

La delegada también se ha referido a los aspectos principales que hoy se han comprobado: “Cuando se implanta un Plan de Emergencia de presa o balsa, se concreta en el establecimiento de 4 herramientas principales: un centro de gestión de emergencias (sala de emergencias), un sistema de comunicaciones del titular con los diferentes organismos implicados en la gestión de una eventual situación de emergencia, un sistema de aviso a la población en la zona potencialmente afectada en la primera media hora y un programa de información a la población”.

Hoy se han visitado las salas de emergencia secundarias de las 3 presas mencionadas, que están ubicadas en sus proximidades (el centro de gestión de emergencias primario se encuentra en Ponferrada), que están dotadas de los medios técnicos necesarios para servir de puesto de mando al director del Plan de Emergencia de la Presa y asegurar las comunica­ciones con los organismos públicos implicados en la gestión de una emergencia. En ellas se integra, además del sistema de comunicaciones, el sistema de aviso a la población, así como toda la in­formación relativa a la presa y a su Plan de Emergencia.

SISTEMAS DE COMUNICACIONES Y DE AVISOS A LA POBLACIÓN

Esta mañana también se ha vuelto a comprobar el sistema de comunicaciones de todos los centros de control de las presas. El sistema de comunicaciones tiene un do­ble papel: por un lado, recibir en el puesto de mando o sala de emergen­cia, toda la información de la infraestructura y su comportamiento, y por otro, comunicar a los organismos públicos implicados en la gestión de la emergencia, su desarrollo y evolución.

Esto permite, por una parte, realizar las comunicaciones internas entre los equipos del titular para afrontar una emergencia, recibiendo informa­ción y transmitiendo las instrucciones de actuación, y, por otra parte, realizar las comunicaciones externas con el resto de las administraciones com­petentes implicadas en la emergencia.

La delegada del Gobierno en Castilla y León ha presenciado el funcionamiento de los sistemas de aviso a la población. Entre las 10 y las 12:30 horas han sonado las sirenas de las presas de Puente Porto, Playa, Garandones, Cárdena y Vega de Conde y las instaladas en distintos lugares del término municipal de Galende, sobre todo en Ribadelago Viejo y Ribadelago Nuevo, que se encuentran en el área inundable en la primera media hora en una hipotética rotura de alguna de las presas.

Previamente, se había alertado a la ciudadanía de que, al igual que en anteriores ocasiones, se trata de una prueba para que, al oírlas, no se alarmaran y siguieran con sus actividades ordinarias. Se ha anunciado a través los medios de comunicación y también por un bando municipal.

Por lo que se refiere a la información a la población, son los representantes de protección civil quienes coordinan el diseño de los documentos de información, que deben centrarse en la descripción de la presa, de las medidas del Plan de Emergencia para hacer frente a los riesgos de una hipotética rotura y en las pautas a seguir por la población. 

“Estos son algunos de los aspectos que verificamos para garantizar la seguridad de los vecinos y vecinas de este municipio y de esta comarca, especialmente sensible por el recuerdo de la catástrofe de Ribadelago, ocurrida en 1959, en la que fallecieron 144 de los 532 habitantes de esta localidad al ser arrasado e inundado su casco urbano por la riada que se originó tras la rotura de la presa de Vega de Tera”, ha recordado la delegada del Gobierno.

También ha aludido a la necesidad de aprovechar los recursos naturales y las energías limpias para generar riqueza en un territorio afectado por la despoblación: “Tenemos una gran riqueza natural y debemos seguir haciendo  las inversiones necesarias para que toda esta potencialidad de nuestro territorio se transforme en oportunidades de futuro, de creación de empleo, de que nos podamos quedar, si así lo deseamos, a vivir en los pueblos que nos han visto nacer. Con las energías renovables, con las energías limpias, tenemos todavía mucho camino por el que podemos transitar. Tenemos que buscar ese equilibrio, entre la protección de nuestro patrimonio natural, pero también la capacidad de generar riqueza”.

19 NUEVOS PLANES DE EMERGENCIA DE PRESAS EN CASTILLA Y LEÓN

En este entorno, Virginia Barcones ha anunciado que la Confederación Hidrográfica del Duero está abordando un ambicioso proyecto para la implantación de los Planes de Emergencia de las Presas (PEP) de su ámbito de cuenca y de titularidad estatal que estaban pendientes de hacerlo: “Este proyecto, que se está desarrollando a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Plan España Puede, contempla tanto la construcción y adecuación de elementos físicos: sirenas, comunicaciones o instrumentación de seguridad, entre otros, como la creación de equipos técnicos de las diferentes administraciones implicadas en la gestión de las emergencias por fallos o disfunciones de estas obras hidráulicas”.

En este sentido, se ha creado un Comité de Implantación único para toda la cuenca del Duero, con representación de la Administración General del Estado y de la Administración Autonómica. Por parte de la Administración General del Estado interviene el organismo de cuenca, que es la CHD, y la Delegación del Gobierno en Castilla y León, a través de su Unidad de Protección Civil; por parte de la Junta de Castilla y León, interviene su Agencia de Protección Civil.

Este comité de implantación coordina los equipos técnicos provinciales que planifican los aspectos concretos de los PEP de las presas ubicadas en cada provincia, y que actualmente trabajan en 19 proyectos de implantación de 8 provincias de la comunidad, todas excepto Zamora, donde ya están todos los planes activados:

  • Ávila (1): Las Cogotas.
  • Burgos (2): Arlanzón y Uzquiza.
  • León  (6): Barrios de Luna, Selgas de Ordás, Porma, Riaño, Valdesamario y Villameca
  • Palencia (5): Camporredondo, Compuerto, Aguilar de Campoo, Cervera de Pisuerga y Requejada.
  • Salamanca (1): Águeda.
  • Segovia (2): Linares del Arroyo y Pontón Alto.
  • Soria (1): Cuerda del Pozo.
  • Valladolid (1): San José.

Estos proyectos se encuentran actualmente en fase de supervisión y el próximo paso será la licitación de proyectos y su adjudicación, estando prevista la finalización de las obras en 2024.

Por parte de las unidades de Protección Civil de las diferentes subdelegaciones del Gobierno en Castilla y León, se están implantando actualmente otros 8 Planes de Emergencia de Presas:

  • León  (3): Eirós, Villaseca y Villar de Santiago
  • Salamanca (1): Navanuño
  • Burgos (1): Virgen de las Viñas
  • Palencia (2): Velilla del Río Carrión y Besandino
Artículo anteriorLa Guardia Civil de Zamora investiga a una persona como supuesta autora de un delito de falsedad documental
Artículo siguienteCasi 10.000 familias con niños de 2 años han solicitado recibir educación gratuita para el próximo curso 2022-2023