Durante el fin de semana

  • En lo que va de año solo han fallecido dos motoristas en Castilla y León
  • Velocidad, adelantamientos incorrectos, alcohol y drogas, uso del casco o documentación, son algunos de los elementos que se controlaran durante esta campaña
  • En uso de prendas con airbag reduce el porcentaje de lesiones en la columna, lesiones medulares y lesiones graves en tejidos blandos

Durante el fin de semana, la Dirección General de Tráfico intensifica la vigilancia en las carreteras frecuentadas por motoristas con el objetivo de reducir la accidentalidad y las consecuencias lesivas derivadas de ellos, así como comprobar el cumplimiento de las normas y divulgar la importancia que tiene el respeto a las mismas

Este incremento de la vigilancia viene constatado  porque en los últimos 10 fines de semana, 27 motoristas han fallecido en accidente de tráfico en vías interurbanas, ninguno en Castilla y León, una cifra que preocupa  a Tráfico  y que le hace estar en contacto con las asociaciones de motoristas y fabricantes para adoptar medidas que lleven a reducir la siniestralidad de este colectivo como el programa de investigación de accidentes, la promoción del airbag protector para motoristas, la acreditación de escuelas de conducción para la impartición de cursos…

Los adelantamientos antirreglamentarios, los excesos de velocidad y el consumo de alcohol y drogas o el no uso del casco constituyen los principales factores de riesgo así como la mayor parte de las infracciones cometidas por los motoristas, tal y como se puede comprobar en los videos que han captado los medios aéreos de los que dispone la DGT (helicópteros y los drones que adjuntamos y que se pueden descargar en el siguiente enlace https://drive.google.com/drive/folders/14CnvdNbBa8DIRnBpZN6vK-p-KOZEx46a?usp=sharing

CONTEXTUALIZANDO LOS DATOS

Castilla y León tiene un parque de motocicletas de 138.106 unidades, el 3,78% del total nacional. A su vez, el parque de motocicletas en la Comunidad Autónoma representa el 7,5% del total de vehículo de la región.

En lo que llevamos de año han fallecido 2 motoristas en vías interurbanas, 11 menos que en el mismo periodo del año anterior, en el que no se decretó Estado de alarma. No obstante se trata de una reducción de casi un 85%. En el caso de los usuarios de ciclomotor no se ha producido ninguna víctima mortal.

         Comparativa de fallecidos en motocicleta en Castilla y León

Periodo: 1 de enero al 23 de julio

Provincia20192020
Ávila30
Burgos30
León10
Palencia00
Salamanca01
Segovia20
Soria01
Valladolid40
Zamora00
Castilla y León132

Los fallecidos han sido una mujer y un varón de 54 y 50 años respectivamente. Ambos en carretera convencional y hacían uso del casco.

Uno de los accidentes se debió a salida de vía. El otro por una colisión, donde estuvo presente la distracción.

La eficacia de las prendas con airbag

Pese a que la mayoría de los usuarios de moto y ciclomotor ya hacen uso del casco, la DGT constata a través del seguimiento de la accidentalidad que todavía queda un pequeño reducto de usuarios que no hace uso del mismo. No llevar el casco incrementa el riesgo de lesión en la cabeza, la severidad de las lesiones, el tiempo de internamiento en el hospital y la probabilidad de muerte como consecuencia de lesiones en la cabeza (3 de cada 4 motoristas fallecen a consecuencia de heridas en la cabeza).

Además del casco, es muy importante tener en cuenta el resto de equipamiento, más si cabe en una época del año, en la que es habitual ver a usuarios sin protección alguna. A pesar del calor, los guantes son otro de los elementos básicos en el equipamiento de los motoristas, ya que protegen las manos en caso de caída. De forma instintiva ante una caída lo primero que se hace para protegerse es apoyar las manos e intentar amortiguar el golpe

Lo último en equipamiento para los motoristas son las chaquetas o chalecos con airbag. Estas prendas protegen áreas vitales del cuerpo: columna vertebral, caja torácica y abdomen.  En caso de caída el airbag se activa y mantiene el eje cabeza-cuello-tronco alineado, evitando así los movimientos de hiperflexión o hiperextensión de la cabeza.

Los escasos estudios existentes,  apuntan a que el porcentaje de lesiones en la columna fue menor entre quienes usaron una chaqueta con airbag (13,6% ) que entre los que usaron solo ropa protectora (27,3%). Su uso puede recudir además hasta un 22% la probabilidad de sufrir lesiones graves en tejidos blandos. También se ha demostrado que las probabilidades de lesión medular grave se triplican entre los que solo usaban ropa protectora en comparación con los que llevaban prenda con airbag.