SAF – 11 de octubre de 2016.

logoastorga400

Los Centros de Orientación Familiar, el aborto y la eutanasia han sido abordados también en este encuentro. 

Los obispos de la Provincia Eclesiástica de Oviedo, a excepción del prelado de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, que no pudo participar por motivos pastorales, mantuvieron un encuentro de trabajo cuyo objetivo, tal y como aseguraba el arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, “es una revisión periódica de los problemas y las soluciones comunes que tienen las cuatro diócesis  por  proximidad”. En dicho encuentro, celebrado en esta ocasión en el obispado de Astorga, los obispos de León, Mons. Julián López; de Astorga, Mons. Juan Antonio Menéndez; y el arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, han  repasado, como animación y acompañamiento, las distintas áreas de índole pastoral de las que se encarga cada obispo: clero, seminario, catequesis, evangelización,  enseñanza… analizando también problemáticas sociales. 

La Familia y los Centros de Orientación Familiar El tema que se ha tratado en mayor profundidad en esta reunión ha sido la familia. El arzobispo de Oviedo recalcó que es fundamental  “el afianzamiento de acompañar a la familia en todos sus aspectos. Desde la preparación para el matrimonio, pasando por el  sostenimiento de lo que ha comenzado y  seguir también, con ilusión y de un modo responsable, esa historia de amor que se hace vida. Igualmente es fundamental estar pendiente de las posibles dificultades que puedan aparecer y ver qué tenemos en nuestras diócesis para salir al encuentro de estas problemáticas”.  Las diócesis disponen de los COF (Centros de Orientación Familiar) que tienen una labor muy importante y  ese carácter preventivo de acompañamiento y también curativo cuando existen  heridas y  problemas.  Finalmente han analizado el tema del aborto y la eutanasia “interrumpir la vida al margen de su curso natural como un don de Dios,  nunca es gratuito y se paga con un altísimo precio” afirmó el prelado de Oviedo. En este aspecto, los obispos analizaron cómo acompañar para educar preventivamente a las personas para que no caigan en el aborto ni en la eutanasia y, si esto ha sucedido, cómo  poder ayudarles.  En este sentido, existen una serie de proyectos que se están poniendo en marcha pensando especialmente en las mujeres que han dado pie a un aborto, cuyo objetivo es estar cercanos a ellas.