El Patronato de Turismo de la Diputación de Zamora continúa con su política de apertura de monumentos y Centros de Interpretación a lo largo de la provincia, y en este caso es la Iglesia de Santa María la Real de La Hiniesta la que abre sus puertas al turismo por primera vez en su historia, coincidiendo con el 75º aniversario de su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC).

El citado templo tiene un importante valor artístico, ya que supone una de las escasas muestras del arte gótico en la provincia, tras la edad de oro vivida por el románico. La mayor parte de la iglesia se construye entre 1290 y 1347, y posteriormente han sido numerosas las intervenciones en el templo, tanto de ampliación como de cambio de estilo.

Leer más en ZN