• Se han abonado 9.777.556 pensiones contributivas, 10.506 prestaciones más que en julio
  • La pensión media en España ascendió a 1.012,94 euros al mes; la de jubilación fue de 1.164,31 euros
  • Más de dos tercios de la nómina corresponden a pensiones de jubilación

La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 9.904,02 millones de
euros a 1 de agosto, lo que supone un incremento del 2,3% respecto al mismo mes del año pasado.

En esta nómina se abonaron 9.777.556 pensiones contributivas, 10.506 prestaciones más que en julio.

Más de dos tercios de la nómina se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, cuyo montante ascendió a 7.092,19 millones de euros. Esta cuantía creció un 2,87% en los últimos doce meses.

A las pensiones de viudedad, se destinaron 1.710,38 millones de euros, un 1,53% más que hace un año. La nómina de las prestaciones por incapacidad permanente se situó en 936,23 millones de euros, lo que
supone una ligera variación negativa (-0,34%). El montante de las prestaciones de orfandad fue de 139,8 millones (1,05%), y el de las prestaciones a favor de familiares, de 25,4 millones de euros (3,08%).

Pensión media

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), aumentó en el último año un 2,07%, hasta situarse a 1 de
agosto en 1.012,94 euros mensuales. La pensión media de jubilación fue de 1.164,31 euros, un 2,15% más que el año pasado. Por su parte, la pensión media de viudedad fue de 727,04 euros al mes (1,97%).

En concreto, las nuevas altas de pensiones de jubilación en julio, última fecha disponible, son un 3,1% más cuantiosas que las nuevas pensiones de jubilación en el mismo mes de 2019. La media fue de 1.379,9 euros al mes, llegando a 1.500,5 euros/mes en el caso de las procedentes del Régimen General.

Aumentan un 7,1% las altas de pensiones

Según los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), a lo largo del mes de julio se registradon 49.521 nuevas altas de pensión, lo que supuso un 7,1% más que hace un año. Esta tasa positiva se debe fundamentalmente a los incrementos de cerca del 12% que experimentaron el número de altas de pensiones de jubilación y viudedad.

Si se considera el acumulado anual, desde enero hasta julio de 2020 han causado alta 293.752 nuevas pensiones, un 14,8% menos que en el mismo periodo del año pasado. Por otro lado, desde enero han causado baja 317.669 pensiones, un 12,9% más que el año anterior. El mayor incremento se observa en las prestaciones de viudedad (un 16,5%) y de jubilación (14,1%).

En estos datos influye la evolución de la pandemia de la COVID-19, tanto por el cierre de oficinas en los meses de estado de alarma, que dejaron de prestar atención presencial durante algunas semanas, como por la propia situación de confinamiento, que hizo que muchos ciudadanos postergasen sus gestiones con la Seguridad Social. También hay que tener en cuenta cómo ha influido la pandemia de COVID-19 en términos de mortandad sobre el conjunto de la población y, en mayor medida, sobre el colectivo de las personas de más edad.

Clases Pasivas

Por otro lado, el número de pensiones pertenecientes a clases pasivas en vigor en el mes de julio de 2020 fue de 635.281. La nómina mensual de estas pensiones ascendió a a 1.150,35 millones de euros.

El Régimen de Clases Pasivas del Estado incluye fundamentalmente al personal militar y a funcionarios de la Administración General del Estado, de la Administración de Justicia, de las Cortes Generales y de otros
órganos constitucionales o estatales, así como a los funcionarios transferidos a las comunidades autónomas.

La información completa de las pensiones contributivas del Sistema de Seguridad Social se puede consultar en el archivo adjunto.