La certificación Biosphere, una referencia universalmente reconocida en el campo de la sostenibilidad, sitúa a Meseta Ibérica a la cabeza de la oferta turística de este tipo de espacios, al tratarse de la reserva trasfronteriza más grande de Europa, que afecta a dos países, Portugal y España, en este caso a las provincias de Zamora y Salamanca, con 48 y 27 municipios respectivamente.

La información se ha dado a conocer en el encuentro informal de ZASNET, celebrado pasado jueves en la Diputación de Zamora, y significa, en opinión del Diputado de Promoción del Territorio, Jesús María Prada «una mejora en el posicionamiento de la reserva como destino turístico, lo cual ha de llevar aparejado un beneficio social y económico con mayor creación de empleo y mayor asentamiento de la población en municipios de la Reserva, colocándonos con mayor visibilidad como un destino turístico internacional».

Leer más en ZN