El jefe de la Oficina de la Confederación Hidrográfica del Duero en Zamora se jubila tras 47 años de servicio público

  • Ángel Blanco destaca su larga carrera como funcionario público, 38 de ellos en Zamora formando parte de la CHD, así como su entrega, su disponibilidad y sus enormes conocimientos hidrográficos de la provincia
  • José Manuel Herrero, que ha trabajado junto a 6 gobernadores civiles y 7 subdelegados del Gobierno, ha lamentado que las circunstancias actuales sean tan complicadas y se ha despedido con el deseo de que la crisis sanitaria se solucione más temprano que tarde

La Subdelegación del Gobierno ha rendido homenaje en la mañana de hoy al jefe de la Oficina de la Confederación Hidrográfica del Duero en Zamora quien, tras 47 años de servicio público, se jubila.  

El subdelegado del Gobierno en Zamora, que ha estado acompañado por el secretario general de la institución, ha intervenido en el acto para destacar la dilatada trayectoria como funcionario de José Manuel Herrero: de los 47 años de servicio público que atesora, desde que se incorporara a la administración en 1973, 38 los ha pasado en Zamora formando parte de una Confederación Hidrográfica del Duero que vio nacer. Ángel Blanco ha tenido palabras de inmenso agradecimiento “por su entrega, su disponibilidad y sus enormes conocimientos hidrográficos de la provincia de Zamora”. El subdelegado ha continuado el reconocimiento públicoexplicando que “pocos funcionarios llegan al final de su carrera con tantos años de servicio, con tanto trabajo a sus espaldas y habiendo ayudado tanto a los municipios y sus habitantes de Zamora, bien en situaciones ordinarias, bien en situaciones de emergencia, que también las ha habido”. Y ha finalizado su alocución deseándole todo lo mejor en esta nueva etapa vital que comienza: “puedes sentirte orgulloso”

Por su parte, José Manuel Herrero ha agradecido al subdelegado del Gobierno esta despedida tanto desde un punto de vista institucional como privado. Asimismo ha recordado que, tras ocho años de servicio en Madrid y uno en Galicia, llegó a Zamora donde ha trabajado junto a 6 gobernadores civiles y 7 subdelegados del Gobierno,  ha lamentado que las circunstancias actuales sean tan complicadas y se ha despedido con el deseo de que la crisis sanitaria se solucione más temprano que tarde: “no nos podemos permitir ni un muerto más”.