SAF  – 17 de octubre de 2018.

Ante la proliferación en las redes sociales de determinadas informaciones e incluso imágenes relacionadas con la agresión sexual denunciada esta semana en Zamora, la Subdelegación del Gobierno en Zamora y la Comisaría de la Policía Nacional piden el máximo respeto al derecho a la intimidad y a la privacidad de la víctima,

sin que por ello deban sufrir merma las libertades de información y expresión a que tienen derecho los ciudadanos por cualquier medio.

Se recuerda que toda persona tiene derecho a proteger su vida privada y familiar, y que incluso el derecho al honor y a la propia imagen está regulado por una Ley orgánica, por lo que su vulneración podría acarrear ilícitos penales o, cuando menos, de carácter administrativo severo.

Las eventuales infracciones o atentados a estos derechos constitucionales serían imputables tanto a quienes las cometen directamente como a quienes contribuyen a su distribución por las mencionadas redes sociales.