SAF – 17 de noviembre de 2014.

foto minuto silencio dgt

La subdelegada del Gobierno, Clara San Damián, ha participado esta mañana en la concentración y el minuto de silencio con motivo del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de

Tráfico, acto que ha tenido lugar ante la sede de la Jefatura Provincial de Tráfico y en el que también han asistido el jefe de este organismo en Zamora, Luis Bermúdez; el capitán del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, Álvaro Rehecho; representantes de las policías locales de Zamora y Toro; y empleados públicos de Tráfico, entre otras personas. Clara San Damián dio lectura al comunicado oficial elaborado por la Dirección General de Tráfico con ocasión de esta jornada de recuerdo y homenaje a las víctimas.

Las lesiones y muertes por accidente de tráfico siguen siendo un problema de salud con magnitud de pandemia.

Un problema tan grave que sólo en el minuto que estarnos respetando el silencio entre dos y tres personas fallecerán en todo el mundo, en España transcurren cinco horas de promedio para que se produzca un fallecido por accidente de tráfico.

El acumulado de víctimas mortales por accidente de tráfico (suma de urbana e interurbana) entre 1960 y 2013 asciende a 285.645 personas.

A fin de recordar de la tragedia que esto representa, individual y socialmente, hace varios años que desde naciones Unidas y otros organismos internacionales, se promueve la celebración de un día mundial en recuerdo de las víctimas, no sólo para honrar sus memorias, sino para estimular a la sociedad en general en su actividad para cesar esta sangría.

Este año, el mensaje que se propone difundir entre todos los celebrantes de este minuto de recuerdo es el de la importancia de pacificar nuestros entornos viales, combatiendo el daño asociado a la velocidad excesiva.

Desde la Dirección General de Tráfico este año en concreto, hemos realizado varias acciones dirigidas a este fin:

1.- Promover la revisión del Reglamento de circulación cori el objeto de disminuir notablemente la velocidad máxima permitida en nuestros pueblos y ciudades y en vías interurbanas (convencionales)

2.- Garantizar una aplicación homogénea de la vigilancia sobre la velocidad en las vías interurbanas atendiendo a ciertos criterios de peligrosidad y fluided de la circulación.

3.-  Promover la renovación del parque de vehículos, muy obsoleto, para que sean vehículos más seguros y faciliten una mejor gestión de la velocidad de circulación por parte del conductor.

4.-Trabajar en todas y cada una de nuestras Jefaturas Provinciales de Tráfico desde la unidad de atención a las víctimas, desde donde se informa y vela por cuantas personas han sufrido las consecuencias de los accidentes de tráfico.

En este acto, queremos recordar también a las Asociaciones de víctimas, además de a las propias víctimas, a sus familiares y a sus amigos. La Dirección General de Tráfico no solo vela porque cada día haya más minutos sin fallecidos en nuestras fronteras y allende de ellas, sino que además nos ponemos a su disposición con ayudas de diferente índole y siempre una actitud de apoyo y atención.