• Los procuradores en las Cortes de Castilla y León por Zamora destacan que Alfonso Fernández Mañueco cumple con su compromiso de poner en marcha una política fiscal inteligente, moderada y de apoyo a las familias de Castilla y León
  • La supresión del impuesto favorece a la mayoría de familias con rentas medias y bajas y desmonta las mentiras de los socialistas
  • El PP seguirá apostando por la bajada de impuestos mientras el PSOE apuesta por atacar directamente al bolsillo de los ciudadanos

Los procuradores en las Cortes de Castilla y León por la provincia, Leticia García Sánchez y Óscar Reguera Acevedo, han informado que 1.538 zamoranos se han beneficiado de un ahorro fiscal 8.160.101,80 euros, cuando se cumple un año de la aprobación y entrada en vigor de la práctica supresión mediante la bonificación del 99% de la cuota del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por herencias y donaciones entre el cónyuge, descendientes y/o ascendientes, periodo en el que el importe total de la donación ascendió a 58.240.733,92 euros, y el de las autoliquidaciones a 82.019,48 euros.

Los parlamentarios regionales han realizado hoy un balance de la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones llevado a cabo por el gobierno que preside Alfonso Fernández Mañueco el que han destacado que el Partido Popular cumple con su compromiso de política fiscal inteligente, moderada y de apoyo a las familias de Castilla y León, con esta supresión que ha supuesto un beneficio tanto para los contribuyentes como para la Comunidad de Castilla y León.

Asimismo, han destacado que la supresión del impuesto favorece a la mayoría de familias con rentas medias y bajas, frente a la demagogia del Partido Socialista, que afirmaba que la supresión del impuesto solo beneficiaba a los ricos.

Del mismo modo, han señalado que más del 70% de las autoliquidaciones presentadas corresponden a donaciones de importe inferior a 50.000 euros, más del 90% se corresponden con donaciones de menos de 100.000 euros y un tercio de las donaciones se realizan a personas que viven en núcleos rurales.
Los datos desmontan las mentiras del Partido Socialista de Castilla y León en relación con la supresión de este impuesto.

Paralelamente, han expuesto que Castilla y León ha sido la comunidad autónoma que más ha avanzado en 2021 en el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal, subiendo siete puestos en un solo ejercicio hasta llegar a la cuarta posición en el ranking, solo por detrás de Madrid, País Vasco y Canarias (considerando que País Vasco y Canarias tienen un régimen fiscal específico).

Las Comunidades con un mejor índice son las que más probabilidades tienen de atraer la actividad empresarial generando más crecimiento económico y empleo.

Los procuradores populares zamoranos han señalado que la recaudación tributaria por los impuestos que gestiona la Comunidad ascendió en 2021 a 817,54 millones de euros, un 32,61% más que en 2020, y que se trata de la mayor cifra en los últimos 14 años, cuando se marcó el récord en 2007 con 1.047 millones de
euros.

Finalmente, han recordado que el consejero de Economía y Hacienda en su presentación de programa de actuación para la próxima legislatura ha anunciado continuar bajando impuestos.

Artículo anteriorSIGAMOS LA PISTA DEL AGUA.
Artículo siguienteEl Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid realiza cinco trasplantes de hígado en una semana