• El Bocyl publica hoy la orden que resuelve el último programa de esta línea de subvenciones que ha permitido conceder ayudas por un importe total de 23.925.017 euros
  • Mediante esta línea de ayudas la Junta de Castilla y León contribuye a financiar los costes de seguridad social de los trabajadores que hayan estado en ERTE en un total de 10.963 empresas de la Comunidad
  • La Administración autonómica ha llevado a cabo una ampliación del programa para atender todas las solicitudes y facilitar así el mantenimiento del empleo frente a las dificultades económicas provocadas por la pandemia

La línea de ayudas puesta en marcha por la Junta de Castilla y León para el mantenimiento del empleo en las pymes de la Comunidad se ha resuelto definitivamente con la concesión de ayudas económicas por un importe global de 23.925.017 euros y un total de 10.963 beneficiarios, 3.902 del sector de la hostelería y 7.061 pertenecientes a otros sectores.

Estas ayudas, convocadas por la Consejería de Empleo e Industria e incluidas en el Plan de Choque para el Empleo, tenían como objetivo apoyar el mantenimiento del empleo en aquellas empresas afectadas por expedientes temporales de regulación de empleo como consecuencia de la crisis sanitaria.

Las ayudas, destinadas a financiar el coste de la cuota empresarial a la Seguridad Social, iban dirigidas a aquellas empresas de menos de 100 trabajadores que, como consecuencia de la pandemia, se hayan visto afectadas por un expediente de regulación temporal de empleo durante al menos 45 días.

Para acceder a la ayuda era necesario que los beneficiarios mantuviesen al menos el 30 % de la plantilla y procediesen a la desafectación de alguno de sus trabajadores en ERTE, ya que el objetivo último de este programa era contribuir al mantenimiento del empleo en una situación de dificultades económicas para muchas empresas. 

La línea se dividió en dos programas. El primero de ellos, resuelto el pasado mes de mayo, iba dirigido al sector de la hostelería y se han beneficiado 3.902 empresas con ayudas por un importe de 8.320.679 euros; el segundo de los programas estaba dirigido al resto de sectores afectados por la crisis de la COVID-19. La resolución de este segundo programa, que hoy se publica en el Bocyl, se ha cerrado con subvenciones por valor de 15.604.338 euros y un total de 7.061 beneficiarios.

Inicialmente, la línea se convocó con una dotación presupuestaria de 9,5 millones de euros, pero con el fin de poder atender la totalidad de solicitudes y apoyar a las pymes en el mantenimiento del empleo, se procedió a realizar una ampliación del programa que permitió incrementar la cuantía de la ayuda y facilitar la presentación y subsanación de la documentación presentada por muchos solicitantes.

Hay que recordar que, además de este programa, la Junta de Castilla y León ha habilitado otras ayudas económicas y financieras, a través de las distintas consejerías, para paliar las consecuencias económicas derivadas de la pandemia y contribuir a la recuperación, especialmente en los sectores que se han visto más afectados por la crisis sanitaria. Algunas de estas ayudas tienen abierto todavía el plazo de solicitud, entre ellas las ayudas directas dirigidas al colectivo de autónomos convocadas a través de la Dirección General de Economía Social y Autónomos, que pueden solicitarse hasta el próximo viernes.

En el cuadro adjunto se detallan las ayudas concedidas por programa y provincia. Las ayudas que figuran como fuera de Castilla y León se corresponden con solicitudes registradas fuera de la Comunidad.

Artículo anteriorProtección Civil declara el fin de la alerta por riesgo meteorológico de ola de calor en toda la Comunidad de Castilla y León
Artículo siguienteEl Consorcio Provincial de Bomberos aprueba el convenio con el ayuntamiento de Toro que aumenta hasta los 122.000 euros anuales