Balance de Seguridad Vial 2020

  • Es la cifra de fallecidos más baja de la historia y la primera vez que el número de fallecidos en vías interurbanas es menor de 90, en un contexto en el que la pandemia ha reducido los desplazamientos por carretera un 26 por ciento
  • Aumento de los fallecidos por colisión lateral y frontolateral, de 8 a 18
  • Aumento de los fallecidos en turismo y furgoneta, de 57 a 60
  • Desciende un 42 por ciento el número de víctimas vulnerables por la reducción de los fallecidos en motocicleta, de 22 a 9 motoristas (-59%)

Durante el año 2020 se han producido en las vías interurbanas 81 accidentes mortales en Castilla y León, en los que han fallecido 89 personas y otras 38 requirieron ingreso hospitalario, lo que supone un descenso de un 2% en el número de accidentes y 7% en fallecidos (-2 accidentes y -7 fallecidos) y un aumento del 65% en heridos graves (+15).

Es la cifra de fallecidos más baja de la historia y la primera vez que el número de fallecidos en vías interurbanas es menor de 90, un hecho que hay que encuadrar en el contexto de la pandemia del COVID-19 y las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación, que han reducido los desplazamientos un 26 por ciento, y por consiguiente la siniestralidad vial.

Estas cifras, no obstante, insistió el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, durante la presentación del balance, en el que estuvo acompañado de la coordinadora de la DGT, Inmaculada Matías, y el jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla y León, Francisco Iturralde, “son cifras inaceptables para la sociedad, porque sabemos que esas muertes y heridas graves son en su mayoría evitables y, por lo tanto, asumimos la obligación de evitarlas”.

UN AÑO ATÍPICO

En Castilla y León, el parque de vehículos ha aumentado un 1% llegando a los 1,8 millones de vehículos, y el censo de conductores se ha reducido un 1%, quedando en 1,4 millones de conductores.

Durante 2020 se han producido 45,4 millones de desplazamientos de largo recorrido en Castilla y León, lo que supone un reducción de un 26 por ciento respecto del año anterior, es decir, 16 millones movimientos por carretera menos. Este descenso ha sido mayor en fines de semana (-37,1%) que durante los días laborables (-21,5%) y en vehículos ligeros (-30,9%) que en vehículos pesados (-6,5%), ya que estos últimos han seguido abasteciendo a toda la población, incluso durante el periodo más duro del confinamiento.

Variación de los fallecidos a 24 horas por meses en vías interurbanas y de movimientos de largo recorrido entre 2019 y 2020 en Castilla y León

En cuanto a movilidad, los mayores descensos en movilidad del año corresponde con el mes de abril y mayo (-79%, y -65%, respectivamente).

En cuanto a los fallecidos por meses:

  • Desde abril a julio (ambos incluidos), descienden los fallecidos.
  • Los máximos descensos en las cifras de fallecidos se registraron en junio (-78%) y abril (-60%).
  • Los menores descensos en cuanto al número de fallecidos se produjeron en octubre (-31%) y diciembre (-17%).

EVOLUCIÓN DE LA DÉCADA EN CASTILLA Y LEÓN

Entre 2010 y 2020, el número de fallecidos ha disminuido un 58 por ciento. En el mismo periodo, el número de movimientos de largo recorrido ha disminuido un 23,2 por ciento, mientras que el parque de vehículos ha aumentado un 8,2 por ciento.

En cuanto al censo de conductores, ha disminuido un 0,6 por ciento.

Evolución movimientos de largo recorrido, parque de vehículos, censo de conductores y fallecidos en vías interurbanas. 2010 – 2020

*El parque se expresa en 1.000 vehículos, el censo en 1.000 conductores y los movimientos en 10.000 movimientos de largo recorrido.

RADIOGRAFÍA DE LA ACCIDENTALIDAD DE 2020

  • Descenso de la siniestralidad en carretera convencional (-9%).

72  personas fallecieron en accidentes de tráfico que tuvieron lugar en vías convencionales, 7 menos que en 2019. A pesar del descenso, este tipo de vía sigue siendo la más peligrosa y donde mayor número de víctimas mortales se registran (81% del total de los fallecidos).

En las vías de alta capacidad han fallecido 17 personas en autopistas o autovías, la misma cifra de 2019. Los fallecidos en estas vías suponen el 19% del total de fallecidos.

  • Aumenta el porcentaje de fallecidos por colisión pasando del 40% en 2019 al 42% en 2020

Durante el primer estado de alarma, el 73% de los fallecidos en accidentes mortales se produjeron en salidas de vía (frente al 38% del año pasado  entre el 15 de marzo y el 20 de junio).

  • Por medio de desplazamiento.

Son los usuarios vulnerables los que mayor descenso registran en este 2020 con un 42 por ciento comparado con el descenso medio del 7 por ciento de los fallecidos:

  •  Los ciclistas, el mayor descenso de los usuarios vulnerables, han reducido un 83%, con 1 fallecido, 5 menos que en 2019.
  •  Los motoristas han reducido su siniestralidad un 59%, con 9 fallecidos, 13 menos que en 2019.
  •  Los peatones, los fallecidos más números en este tipo de usuario, han aumentado 25%, 10 fallecidos registrados.

Durante el primer estado de alarma, los camiones de más de 3.500 kg fueron el único medio de transporte en el que aumentó su siniestralidad en carretera (2 fallecidos en 2020, frente a 0 en 2019), y pasaron de representar el 0% del total de fallecidos en vías interurbanas entre el 1 de enero y el 14 de marzo al 18% durante el estado de alarma.

  • Por edad, los mayores descensos se registran en los grupos de edad de 15 a 24 (de 11 a 4 fallecidos, -64%) y 45 a 54 años (de 20 a14 fallecidos, -30%).
  • Por utilización de cinturón de seguridad, el 15% de los fallecidos en turismo y furgoneta no lo usaban: 9 frente a 11 fallecidos en 2019.

Si hubieran utilizado en cinturón de seguridad, la mitad de estos fallecidos podría haberse salvado.

PRÓXIMOS RETOS

  • Con motivo de la entrada en vigor de la aplicación de los 30km/h en las vías de un único carril por sentido en las ciudades el próximo 11 de mayo, la DGT ha elaborado un documento con recomendaciones para los ayuntamientos, que da también  respuestas a las dudas y casos que las administraciones locales han ido planteando al respecto.
  • Creación de un grupo de trabajo con los principales ayuntamientos para debatir sobre la ordenación y disciplina de los vehículos de movilidad personal en las ciudades, en base a la experiencia acumulada. Desde el 2 de enero, estos vehículos son catalogados como vehículos y sus conductores están obligados a cumplir las normas como el resto de conductores. En este grupo de trabajo se debatirán cuestiones tales como uso o no del casco, chaleco reflectante, edad mínima para conducir…
  • Continuar la tramitación del anteproyecto de reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.
  • Próxima aprobación del Reglamento de Vehículos de Auxilio en Carretera, reivindicación histórica del sector que mejorará sustancialmente las condiciones de seguridad en las que prestan servicio.
  • Aprobación de la señal luminosa V-16 como alternativa y posterior sustitución  de los triángulos de señalización de peligro que hay que utilizar cuando tenemos alguna incidencia en la carretera. Esta señal trata de evitar el riesgo de atropello que supone bajar del vehículo para la colocación del triángulo.
  • Reforma del Reglamento de Circulación para la protección de los usuarios vulnerables. Frente a la tendencia del aumento de los fallecidos vulnerables, su protección es una prioridad en la política de seguridad vial.
  • Elaboración de la Estrategia Española de Seguridad Vial 2021-2030 que irá alineada  con la Agenda 2030, con las directrices de la Unión Europea y con los acuerdos de la Cumbre Mundial de la Seguridad Vial.
  • La apuesta del Gobierno por una movilidad segura, limpia y conectada a través de la Estrategia Nacional de Movilidad Sostenible y de la Ley de Movilidad Sostenible ha de suponer una significativa ayuda para la seguridad vial.

Las cifras presentadas son provisionales y referidas solo a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y víctimas registradas hasta las 24 horas posteriores a producirse el accidente. Las cifras definitivas ya consolidadas, que incluirán las victimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas, permitirán tener la radiografía completa de la siniestralidad vial en España.

BORRASCA FILOMENA

Ya en 2021, el paso de la borrasca Filomena ha dejado una situación complicada durante los pasados días 8, 9 y 10 de enero en las carreteras de nuestra comunidad. Ha sido necesario un gran despliegue de efectivos y medios de cara a paliar los problemas ocasionados por la nieve y, posteriormente, por la ola de frío que aún a fecha de hoy asola Castilla y León.

Desde el día 8, día en el que comenzó a nevar en nuestro territorio, han sido más de 800 los efectivos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que han trabajado en los tratamientos de  prevención y retirada de nieve. Durante estos días se han esparcido más de 18 toneladas de sal, 7 millones de litros de salmuera y se han recorrido un total de 44.000 km de la red principal de carreteras. Casi 39.000 de ellos realizando labores preventivas y más de 42.500 en tareas de retirada de nieve.

A todo este dispositivo, dirigido desde el Centro de Gestión de Tráfico de la DGT en Valladolid, y en el que participaron AEMET, Guardia Civil de Tráfico, Protección Civil y los responsables de las Demarcaciones de Carreteras en Castilla y León, hay que sumarle las intervenciones del V Batallón de la Unidad Militar de Emergencias, que desplegaron hasta cuatro subgrupos tácticos, para ayudar en diferentes zonas de la geografía española. 144 militares, con 55 vehículos se desplazaron a Madrid para sumarse a las misiones que el BIEM I tenía encomendadas en la Capital. A su vez, 78 militares y 36 medios fueron destacados en Segovia y Valladolid en un despliegue preventivo con el fin de estar preparados para apoyar a las autoridades competentes de Castilla y León en caso de ser necesario.

El delegado del Gobierno, por su parte, realizó las gestiones oportunas con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, para movilizar, a principios de esta semana, a las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales, Las BRIF se encuentra en estas fechas realizando labores de limpieza de montes para prevenir incendios la próxima campaña de verano y colaboran estos días en las provincias de Soria, Ávila y León en la retirada de nieve y hielo en las localidades más perjudicadas por el temporal.

Además, como consecuencia de las necesidades de cooperación y colaboración, y ante la escasa incidencia del temporal en la provincia de León, desde la Unidad de Carreteras del Estado de esta provincia se prestó ayuda otras zonas más afectadas contribuyendo con 4 camiones a la provincia de Valladolid, 4 quitanieves que trabajaron desde Benavente a Madrid y 8 bañeras con más de 200 toneladas de sal enviadas a Segovia para reponer el envío de sal que esta provincia hizo a Madrid.

También la Demarcación Oriental de Carreteras de Estado, encargada de la conservación en la provincia de Soria, una vez terminados los trabajos de limpieza en las vías dependientes del Estado, acordó ceder 8 quitanieves a la Junta de Castilla y León para contribuir a despejar algunas carreteras dependientes del Gobierno de la Comunidad, -las CL-101 y 116-, ante la gran cantidad de nieve acumulada en ellas.

Alrededor de 4.500 camiones tuvieron que ser embolsados durante el episodio de nieve, si bien, el lunes a las 14.00 horas ya habían reanudado todos su marcha de forma ordenada gracias a la coordinación entre la DGT, Protección Civil, AEMET, las Unidades de Carreteras y la Guardia Civil. Esta coordinación ha sido la tónica durante estos días y ha supuesto que todo el dispositivo funcionara correctamente y que muy pocas personas se hayan visto atrapadas en la carretera. Javier Izquierdo ha agradecido una vez más la gran labor que han realizado todos los trabajadores y trabajadoras que se han esforzado durante todos estos días para mantener las vías en las mejores condiciones posibles, especialmente a los equipos que han trabajado directamente sobre el terreno en unas condiciones meteorológicas muy adversas. Además, ha incidido en que “la colaboración entre administraciones, la del Estado, la Junta de Castilla y León, ayuntamientos y diputaciones provinciales, ha sido clave para resolver los problemas que ha causado el temporal”.

Artículo anteriorLa A66 cortada esta mañana ala altura de Morales del Vino, sentido Gijón (km 285)
Artículo siguienteEl Gobierno centra la tercera reunión de la Mesa de Diálogo Social en las principales reformas previstas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia