SAF – 03 de junio de 2017.

+ El subdelegado del Gobierno celebra que el paro en Zamora baje a 13.708 demandantes, cifras que no se veían desde ante de la crisis

+ 22 municipios del Consejo Comarcal de Toro pueden acogerse a las ayudas para realizar obras o servicios de interés general

+ Los desempleados, preferentemente eventuales del régimen especial agrario, serán contratados, como mínimo, durante 90 días

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, ha presidido esta mañana la comisión provincial de seguimiento del Programa de Fomento de Empleo Agrario, que ha entregado a los alcaldes del Consejo Comarcal de Toro la documentación y los criterios para solicitar las subvenciones del plan, para lo que cuentan de plazo hasta el 14 de junio. El Gobierno, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), sufraga con 563.198 euros este programa, destinados a los costes salariales totales de los contratados en la realización de obras y servicios de interés general.

Menos de 14.000 parados

Al coincidir la reunión de la comisión del Plan con la publicación de los datos del desempleo del mes de mayo, el subdelegado del Gobierno quiso hacer hincapié en el descenso de demandantes de empleo en Zamora, 368 menos, con lo que el número de parados registrados se sitúa en 13.708, “unas cifras que se remontan a la situación existente antes de la crisis económica; creo recordar que desde 2009 no se bajaba de los 14.000 desempleados”, dijo.

García Bermejo celebró esta mejora en la evolución del mercado laboral en Zamora, que con datos interanuales “la variación es aún mejor –añadió-, ya que de mayo a mayo el número de desempleados registrados en el Sepe descendió en 1.448 personas, un 9,55% menos que en 2016”.

Según los datos hechos públicos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, por sectores, los 13.708 parados de mayo se reparten entre el sector agrario (994), el sector servicios (8.825), la industria (1.085), la construcción (1.481) y las personas sin empleo anterior (1.323). El descenso se registra en todos estos sectores económicos, con una mayor bajada en servicios (-151) y en construcción (-86).

De los 13.708 desempleados, los datos de mujeres y hombres se van equiparando,  con 6.300 hombres y 7.408 mujeres en situación de desempleo. Por edades, 988 personas de los 13.708 desempleados son menores de 25 años.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, al finalizar mayo había 56.676 personas, lo que supone un aumento de 426 afiliaciones respecto al mes de abril y 651 más con respecto al mismo mes del año pasado.

22 ayuntamientos

El Programa de Fomento de Empleo Agrario está destinado a la contratación de trabajadores desempleados, preferentemente eventuales del Régimen Especial Agrario, que son ocupados en la realización de obras o servicios de interés general en el ámbito de los municipios pertenecientes al Consejo Comarcal de Toro, integrado por 22 ayuntamientos, aunque no todos los que tienen derecho a ello suelen acogerse a esta iniciativa, bien por carecer de desempleados del régimen especial agrario o por otras causas.

El Consejo Comarcal de Toro está integrado por los siguientes 22 ayuntamientos: Belver de los Montes, Bóveda de Toro, Cañizal, Fresno de la Ribera, Fuentelapeña, Fuentesaúco, Guarrate, El Maderal, Morales de Toro, El Pego, Peleagonzalo, Pinilla de Toro, Pozoantiguo, Sanzoles, Vadillo de la Guareña, Vallesa, Venialbo, Vezdemarbán, Villabuena del Puente, Villaescusa, Villamor de los Escuderos y Villavendimio.

Solicitudes, hasta el 14 de junio

La distribución de la documentación, con los criterios y plazos, se realizó esta mañana en la reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan, en la que participan, junto con la Administración Central (Subdelegación del Gobierno y Servicio Público de Empleo Estatal), representantes de la Junta de Castilla y León (Ecyl), de la Diputación (Área de Empleo), CEOE-Cepyme, de los sindicatos (FTA-UGT y CC.OO.) y del Consejo Comarcal de Toro, bajo la presidencia del subdelegado del Gobierno.

La comisión acordó que los ayuntamientos tendrán de plazo hasta el día 14 de junio para tramitar las solicitudes de subvención, que podrán hacerse por vía telemática para facilitar la gestión de las mismas, y se estableció que las obras y, por tanto, el período de contratación de desempleados, se llevarán a cabo desde el próximo 25 de julio, durante un periodo de 3 a 4 meses, que aún no se puede determinar, aunque se pretende que los contratos duren un mínimo de 90 días.

La duración de los contratos puede ser ampliada, en función del número de desempleados acogidos al programa, su distribución y la tipología de las obras a ejecutar, extremos que la comisión valorará una vez conocidas las solicitudes y las propuestas municipales. Como en otras ocasiones, se abrió también la posibilidad de trasvase de trabajadores desempleados de un municipio a otro, según las necesidades.

Colectivo débil

El subdelegado del Gobierno, García Bermejo, valoró muy positivamente que el Gobierno de España haya mantenido la cuantía de la subvención para el Plan de Empleo de 2017: “Debemos reconocer el esfuerzo presupuestario y la sensibilidad social de este Gobierno de no aplicar recorte alguno en una partida que va a fomentar directamente el empleo y a favorecer la protección de uno de los colectivos más débiles, teniendo en cuenta además que estamos en una situación presupuestaria transitoria, aunque lo previsible es que este mismo mes estén definitivamente aprobados los Presupuestos Generales del Estado”, dijo Jerónimo García.

Agradeció la atención y dedicación que los alcaldes del Consejo Comarcal de Toro prestan a este programa social, una iniciativa que “es indispensable en este momento para muchas familias zamoranas y que, de forma paralela, sirve a los municipios beneficiarios para afrontar pequeñas obras y servicios que mejoran los pueblos y la calidad de vida de sus habitantes”.

Tipología de las obras

Los 563.198 euros del programa son subvenciones que, por ley, se destinan a la financiación de los costes salariales totales, incluida la cotización empresarial a la Seguridad Social, por todos los conceptos en la misma cantidad que la fijada para el salario, según el convenio colectivo vigente en el momento de la solicitud.

Estas obras o servicios tienen que ser competencia de los ayuntamientos, no pueden ser de carácter habitual para que no produzcan sustitución de empleo local fijo y han de estar relacionadas con la mejora de las infraestructuras locales, con el desarrollo del medio rural y con la conservación y desarrollo del patrimonio forestal y el medio ambiente, además de no coincidir con las campañas agrícolas de la zona para que generen empleo en las épocas de menor actividad.

Este programa de colaboración intenta reducir los desequilibrios regionales de las zonas rurales deprimidas, subvencionando la contratación de trabajadores desempleados, preferentemente eventuales agrarios, en proyectos de interés general y social.