• En la primera mitad de este año, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado firman un récord en esclarecimiento de delitos en la región desde 2010
  • Policía Nacional y Guardia Civil han resuelto un 63% de los casos de agresiones sexuales del primer semestre del año, porcentaje muy superior al crecimiento de este tipo de delitos en el mismo periodo
  • La Comunidad Autónoma se mantiene entre las cinco más seguras del país
  • Sólo el efecto de la pandemia, durante 2020, situó la criminalidad en índices inferiores a los actuales

El crecimiento de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual durante el segundo trimestre de 2021, -en consonancia con lo registrado en el primero-, encabeza el repunte de la tasa de criminalidad (infracciones penales por cada mil habitantes) en los últimos doce meses, comparado con lo sucedido en los doce anteriores.

Simultáneamente, en la primera mitad de este año, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado firman un récord en esclarecimiento de delitos en la región desde 2010.

Así, según los datos recabados por el Ministerio del Interior con respecto a las intervenciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las infracciones penales por cada mil habitantes en la Comunidad Autónoma pasan de 27,2 a 29,3 en los últimos doce meses, creciendo desde los 65.025 a fecha junio de 2020 hasta los 70.237 a fecha junio de 2021, si bien continúan claramente por debajo de la media nacional (39,2) y también por debajo de las tasas de criminalidad de Castilla y León en la última década.

Sólo a consecuencia de la pandemia y el confinamiento, la región se situó en un índice inferior al actual, aunque, en todo caso, permanece entre las cinco más seguras del país, por detrás de Extremadura, Asturias, La Rioja y Aragón, comunidad esta última que registra 29,2 delitos por cada mil habitantes, es decir, prácticamente la misma tasa.

Leves incrementos en todas las provincias

De acuerdo al informe emitido por la Secretaría de Estado de Seguridad, crecen los índices en todas las provincias de Castilla y León, pero de manera muy leve, de forma que todas ellas se mantienen por debajo de los 3 delitos más por cada mil habitantes, excepto Valladolid, que crece en 3,1 delitos en este periodo.

Por detrás de Valladolid, el crecimiento de la tasa lo encabezan Ávila, con 2,6 delitos más, Burgos, con 2,5, Soria, con 2,1, y Zamora y Palencia con 2. Por debajo de dos delitos más por cada mil habitantes que los doce meses anteriores se encuentran Salamanca y Segovia, con 1,6, y León, con 1,4.

Los seis primeros meses del año

En los datos acumulados de enero a junio de 2021, comparados con los seis primeros meses de 2020, lideran el incremento de criminalidad los índices de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, incluidos las agresiones sexuales con penetración y el resto de agresiones, que varían al alza un 38,6%, pasando de 176 a 244.

De igual forma, los malos tratos en el ámbito familiar se incrementan un 28,7%, -de 230 en 2020 a 296 en 2021-.

Crecen también los delitos relacionados con tráfico de drogas, un 29,8%, -de  178 a 231-, los robos con violencia e intimidación, especialmente en domicilios y establecimientos, un 25,2%, -de 222 a 278-, sustracciones de vehículos, hurtos, y lesiones y riñas tumultuarias.

Descienden en cambio los homicidios y asesinatos, (un 16,7% menos), y en el mismo porcentaje, las tentativas (10 de enero a junio de 2021 frente a 12 de enero a junio de 2020, en ambos casos).

Récord en esclarecimiento de delitos

Junto a este leve repunte de los datos de delincuencia, destacan el fuerte incremento del porcentaje de infracciones penales esclarecidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la tasa de detenidos e investigados en estos seis primeros meses de 2021, lo que pone de relieve el intenso y exitoso trabajo de Policía Nacional y Guardia Civil en lo que llevamos de año.

Así, en la primera mitad de este año, las FCSE consiguen sus mejores datos en esclarecimiento de delitos en la región desde 2010, un 43,4%, y la mejor tasa de detenidos e investigados por cada 1.000 infracciones penales, 242, sólo superada de manera muy leve por el dato correspondiente a 2014, que fue de 252.

Precisamente, con respecto a estos índices, es digna de mención la labor de estos servidores públicos en lo que respecta a los delitos que más crecen, es decir, los relacionados con la libertad e integridad sexual: Guardia Civil y Policía han resuelto en la primera mitad de 2021 un total de 230 casos frente a los 141 del mismo periodo de 2020, es decir, un 63,1% más, porcentaje muy superior al incremento de este tipo de agresiones.

Artículo anteriorDía de milagros
Artículo siguienteEn el tercer fin de semana de la campaña de motocicletas descienden el número de denuncias en las vías convencionales