• La recaudación por cuotas sociales supera en 1.290 millones de euros las obtenidas un año antes
  • Las prestaciones económicas a familias e instituciones ascienden a 24.990 millones de euros, un 2,8 más
  • El sistema registra un saldo positivo de 373 millones de euros, un 0,03% del PIB
Crop close up of woman calculate on calculator manage household finances expenditures at home. Female pay bills taxes online, take care of family budget, consider financial expenses. Saving concept.

Las cuentas de la Seguridad Social presentan un saldo positivo al inicio del año. A 28 de febrero de 2022, el sistema arroja un superávit de 373,49 millones de euros. Esta cifra se obtiene de la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 26.763 millones de euros, que muestran un incremento del 3%, y obligaciones reconocidas de
26.389 millones, que crecen en un 2,82% interanual.

Del volumen total de derechos reconocidos, el 90,85% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 9,15% restante a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones, el 90,86% ha sido reconocido por las entidades gestoras y servicios comunes y el 9,14% por las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social.

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanza los 25.541 millones de euros, con un incremento del 4,23% respecto al ejercicio anterior, mientras los pagos presentan un aumento del 2,95%, hasta alcanzar los 26.192 millones de euros

Ingresos no financieros

Las cotizaciones sociales ascienden a 22.719 millones de euros, lo que supone un incremento del 6% respecto a los ingresos del ejercicio 2021 (1.290,1 millones de euros más).

En concreto, los ingresos por cotizaciones de ocupados experimentan un ncremento interanual del 7,3% (1.447,72 millones de euros más) mientras que las cotizaciones de desempleados registran una disminución del 9,8% (157,62 millones de euros menos).

La evolución de los ingresos por cotizaciones de ocupados se encuentra afectada por las medidas de protección a empresas y trabajadores que el Gobierno sigue manteniendo en el ejercicio actual para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 y a los afectados por la erupción volcánica de la isla de La Palma como las exoneraciones de cuotas concedidas a los trabajadores de empresas acogidas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y autónomos perceptores de las prestaciones extraordinarias por cese de actividad.

Las transferencias corrientes ascienden a 3.804 millones de euros, con una disminución del 11,9% interanual. La partida más significativa corresponde a las transferencias recibidas del Estado y Organismos Autónomos que suma un total
de 3.188 millones (un 14,6% menos). Este decremento viene motivado por las transferencias recibidas para complementos a mínimos de pensiones cuyo importe es inferior a las recibidas en el mismo periodo del ejercicio anterior (594 millones de euros menos), así como las destinadas al cumplimiento de la Recomendación Primera del Pacto Toledo 2020 cuyo importe aún no se ha percibido.

Gastos no financieros

Las prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron 24.990 millones, un 2,78% más que en el mismo periodo de 2021. Esta cifra representa un 94,7% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social.

La mayor partida, 22.860 millones, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento de un 2,7% (599 millones de euros más)

En un análisis detallado del área contributiva, el gasto en pensiones (incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se incrementa un 5,2% hasta los 20.313 millones de euros, debido al aumento del número de pensionistas (1,1%), a la elevación de la pensión media (5,36%), así como a la revalorización general del 2,5% para las pensiones contributivas.

Respecto a los subsidios de incapacidad temporal, el gasto total disminuye un 3,6% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 1.823 millones de euros. El mayor importe corresponde al subsidio temporal por contingencias comunes de 1.533 millones de euros (11,4% más), mientras el subsidio temporal por contingencias profesionales se cifra en 175 millones de euros (13,3% menos). La incapacidad temporal por procesos derivados del COVID-19 alcanza un importe acumulado de 116 millones de euros, un 63% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Las prestaciones en concepto de nacimiento y cuidado de menor, corresponsabilidad en el cuidado del lactante, riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad alcanzan los 456 millones.

El gasto acumulado en concepto de prestaciones para autónomos hasta 28 de febrero asciende a 177 millones de euros, un 70,7% menos que en 2021. Esta disminución viene dada por una menor necesidad de protección respecto a la del ejercicio de inicio de la pandemia.

Las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos por mínimos de las pensiones contributivas, alcanzan los 2.129 millones de euros, un 3,8% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, motivado por la revalorización general del 3% aprobada para el ejercicio 2022, en cumplimiento de lo establecido en la Ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones.

De dicho importe, se destina a pensiones no contributivas y complementos por mínimos 1.370 millones (un 1,8% más), y a subsidios y otras prestaciones 759 millones.

Por su parte, los gastos de gestión realizados por la Seguridad Social experimentan un incremento global del 2,7% interanual hasta alcanzar 553 millones de euros.

Artículo anteriorEl subdelegado del Gobierno felicita en persona a los agentes que han resuelto los incidentes producidos en sendas entidades bancarias.
Artículo siguienteLa Seguridad Social cierra 2021 con un déficit del 0,9% del PIB, el más bajo desde 2013