• El presidente de la Junta de Castilla y León subraya, en el acto de clausura del vacunódromo instalado en el Multiusos Sánchez Paraíso de Salamanca, el triunfo colectivo en la lucha contra la pandemia
  • El jefe del Ejecutivo autonómico pide un esfuerzo final a los rezagados para que se inmunicen

“Nuestro corazón está en deuda con todas las personas que habéis hecho posible esta campaña de vacunación sin precedentes”, ha subrayado hoy el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en el acto de clausura del “vacunódromo” instalado en el Multiusos Sánchez Paraíso de Salamanca, organizado por el Ayuntamiento de la capital. Tras 180 días acogiendo a salmantinos para inocularse la vacuna contra la COVID-19, cierra sus puertas –como lo están haciendo otros grandes centros de vacunación masiva distribuidos por toda la Comunidad- y también una campaña de vacunación que ha sido “un éxito rotundo”. Y lo ha sido, ha señalado Fernández Mañueco, gracias a la coordinación del Gobierno de España, la implicación de Europa para suministrar las dosis, la buena gestión de la Junta en la organización, la colaboración de las entidades locales –como el Ayuntamiento de Salamanca-, cediendo espacios, el esfuerzo de los profesionales trabajando en equipo y la responsabilidad de la población dando un paso al frente a favor de su salud y la de los demás.

“Cada vacuna es un paso de gigante de la humanidad en su lucha contra la pandemia”, ha resaltado el presidente de la Junta, quien ha valorado que desde que comenzó a suministrarse la vacuna se ha conseguido dar la vuelta a la pandemia. Una campaña de vacunación por la que ha aplaudido el excelente trabajo de todos los implicados, desde los profesionales sanitarios a los policías, bomberos, personal de protección civil y voluntarios.

Respuesta ejemplar

Fernández Mañueco ha ensalzado también la implicación de las personas, con su respuesta ejemplar acudiendo a vacunarse. En Salamanca, ha señalado, casi 276.000 ya tienen la pauta completa, lo que sitúa a la provincia como una de las mejor inmunizadas: el 85% de la población total y el 93% de los mayores de 12 años –edad a partir de la cual está autorizada en este momento la vacuna-. En el conjunto de Castilla y León, más de 1,9 millones de personas han recibido ya la pauta completa.

“Son datos de una exhibición de sentido común, de solidaridad y de civismo”, ha significado el presidente de la Junta, quien ha advertido de que, pese al cierre de los centros de vacunación masiva como el habilitado en el Multiusos Sánchez Paraíso de Salamanca, la vacunación no ha terminado y ahora se traslada a otros escenarios como las residencias, donde los mayores están recibiendo la tercera dosis, o los centros de salud.

Y ha apelado “a la razón y al corazón” de las personas que, por uno u otro motivo, aún no se han vacunado. “Pido un esfuerzo final para que los rezagados se inmunicen. Por su propia salud y por solidaridad con los demás”, ha señalado Fernández Mañueco, quien ha resaltado que “todos debemos felicitarnos” por el avance contra el virus logrado gracias a las vacunas.

Artículo anteriorEl GPP afirma que es “prioritario” dar respuesta a los problemas de los sanitarios y abordar la situación de la atención primaria
Artículo siguienteCastilla y León registró 15.457 ciberdelitos en 2020, lo que la sitúa como sexta comunidad más afectada en el ranking del país y supone un crecimiento del 41% desde el año pasado