• La Junta publica la resolución definitiva de los alumnos beneficiarios del programa Releo Plus, un 8 % más que el actual curso
  • El 34 % de los estudiantes de la Comunidad matriculados en etapas educativas obligatorias recibirán algún tipo de ayuda
  • Otros 41.918 alumnos, cuyos progenitores tienen una renta superior a la recogida en la convocatoria, podrán conseguir el material del Banco de Libros en el mes de septiembre
  • El importe máximo de las ayudas supondrá para la Consejería de Educación la cantidad de 22 millones de euros

La Junta de Castilla y León brinda atención y protección personalizada, adaptada a las necesidades y a la situación de todas las personas. Por ello, una de las líneas estratégicas de la Consejería de Educación es extender la equidad y la igualdad de oportunidades para los alumnos de la Comunidad. De hecho, la titular de este departamento, Rocío Lucas, se comprometió en su comparecencia de legislatura a avanzar en la gratuidad de los libros de texto para llegar a todas las familias que lo necesiten.

Hoy, la Consejería de Educación da un paso más con la publicación de los beneficiarios del programa Releo Plus para el curso 2021-2022. Así, se ha reconocido el derecho a 70.899 familias solicitantes, es decir, para todos aquellos alumnos de Educación Obligatoria cuyos progenitores tienen una renta inferior a 19.926,91 euros en  2019, el 34 % del total. En este sentido, el incremento del IPREM -de 2,5 a 2,65- ha favorecido que 5.000 alumnos más, un 8 % más de los que han sido subvencionados este curso, puedan obtener libros gratis en 2021-2022. Además, el 28 % de los beneficiarios corresponden a colectivos de especial protección -familias numerosas, discapacitados, víctimas de violencia de género o de terrorismo-.

Finalmente, la Consejería de Educación señala que otras 41.918 familias, con una renta superior a la recogida en la convocatoria, pueden acceder al material escolar de los bancos de libros de texto de los centros educativos en septiembre si existe disponibilidad. De este modo, a la finalización del proceso, el número de beneficiarios resultante será mucho mayor.

En el curso 2020-2021, por ejemplo, los  alumnos a los que se les reconoció el derecho de gratuidad total eran 65.896 y, al terminar el proceso, fueron 90.402 beneficiarios los que recibieron algún tipo de ayuda para libros de texto -total o parcial, dineraria o en especie-.

Las cuantías que recibe cada estudiante como máximo abarcan desde los 280 euros en Educación Primaria, a los 350 euros para los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria. En el caso de que la Junta de Castilla y León tuviera que desembolsar el máximo de todas las cuantías, el importe de las ayudas superaría los 22 millones de euros.

Coeficientes correctores

Desde que se puso en marcha el programa Releo la intención de la Consejería de Educación ha sido llegar cada año a más alumnos. Así, no solo se han ido aumentado los depósitos del banco y el material susceptible de ser subvencionado, sino que también se ha ido incorporando una mayor elasticidad en los criterios de concesión de las ayudas: se comenzó con un 1,5 veces el IPREM que posterior se elevó al 2 y que, en los dos últimos cursos, ya ha alcanzado 2,65 veces de ese índice de referencia.

Artículo anteriorReyes Maroto visita LatemAluminium en Villabrázaro y muestra el compromiso del Gobierno con proyectos sostenibles en torno al aluminio verde
Artículo siguienteLa Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades inicia ya la planificación de los viajes del Club de los 60 con el fin de reanudar la campaña este otoño