Balance 2020 gestión del Gobierno: “Cumpliendo en Castilla y León”

  • El Estado ha movilizado más de 5.200 millones de euros en Castilla y León durante el primer año de pandemia para combatirla desde el punto de vista sanitario y económico, y crear un escudo social
  • El delegado del Gobierno en Castilla y León presentó el informe “Cumpliendo” de rendición de cuentas de la acción del Gobierno de España en la Comunidad en 2020, que entiende como “un ejercicio de transparencia que mejora la calidad democrática”
  • 189.000 personas se beneficiaron de los ERTES en la Comunidad, 25.000 autónomos recibieron prestaciones extraordinarias, 23.000 perciben el IMV, 612.000 pensionistas vieron revalorizadas sus pensiones y 162.000 funcionarios el incremento retributivo del 2%, mientras que 30.000 empresas accedieron a avales de la línea ICO COVID-19

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, presentó este jueves el balance de cumplimiento de compromisos del Gobierno de España con Castilla y León durante el “complejo año 2020, en el que, dijo, “la principal prioridad del Gobierno ha sido dar respuesta a las consecuencias de la COVID-19 y mitigar el impacto de la crisis sanitaria, económica y social de la pandemia”.

Izquierdo explicó esta recopilación de cifras como “la rendición de cuentas y la transparencia que el Gobierno considera dos pilares fundamentales de la acción política, elementales para reforzar las instituciones, devolver la confianza de la ciudadanía y promover la calidad democrática”.

El informe, que se podrá encontrar desde hoy en la página web www.desdelamoncloa.es, pretende ser “una herramienta al alcance de todos para conocer, con datos, con información contrastable, la realidad de la acción del Ejecutivo en la Comunidad Autónoma”, y arroja un saldo de más de un millón de  castellanos y leoneses y 30.000 empresas de la región que se vieron beneficiadas por el compromiso del Gobierno de “no dejar a nadie atrás”, mediante una inyección económica que supera los 5.200 millones de euros en este primer año de pandemia, y que han llegado a Castilla y León, bien a través de transferencias a la Junta de Castilla y León, bien directamente a la ciudadanía.

En concreto, según el balance de cifras, 189.000 personas se beneficiaron de los ERTES en la Comunidad, 25.000 autónomos recibieron prestaciones extraordinarias, 23.000 perciben el IMV, 612.000 pensionistas vieron revalorizadas sus pensiones y 162.000 funcionarios el incremento retributivo del 2%, mientras que 30.000 empresas accedieron a avales de la línea ICO COVID-19

Fondos y medidas contra la COVID-19

Izquierdo ha iniciado el balance detallando los recursos y fondos extraordinarios destinados a paliar los efectos de la crisis sanitaria, que ponen de manifiesto la preocupación fundamental del Gobierno de Pedro Sánchez: combatir la propia enfermedad y sus efectos sanitarios, y promover la recuperación económica mediante la creación de un contundente escudo social que alcance a los más vulnerables, así como a quienes la pandemia ha mermado sus recursos.

Así, explicó que, en recursos para el combate contra la COVID-19 desde el punto de vista sanitario, han sido entregadas en Castilla y León 10,5 millones de mascarillas, además de numerosas entregas de material sanitario como respiradores, kits, guantes, gafas y otros EPIS que comenzaron a llegar a la Comunidad Autónoma en los primeros meses de pandemia. A ello se une la ayuda extraordinaria en el control de la enfermedad prestada por las Fuerzas Armadas a través de 1922 intervenciones en lugares públicos y privados, incluyendo desinfecciones, apoyo logístico a hospitales, traslado de pacientes y transporte de vacunas, más los 470 rastreadores del Ejército y la UME, que han liberado de una importante carga de trabajo a la Atención Primaria en el seguimiento de los contagios en la Comunidad.

Los recursos y fondos extraordinarios que han llegado a la Junta de Castilla y León suman 843,4 millones de euros del Fondo COVID-19, 17,7 millones de euros del Fondo Social Extraordinario, 17,3 millones de euros del Plan de medidas económicas extraordinarias y 1,8 millones de euros del Fondo de Alimentación Infantil con destino a los ayuntamientos de la Comunidad.

Y directamente a la ciudadanía, el apoyo del Gobierno a las empresas y las personas trabajadoras se traduce en un total de 188.592 castellanos y leoneses en ERTE que han recibido prestaciones por un importe de 456,5 millones de euros, otros 3.053 castellanos y leoneses que han agotado su prestación por desempleo durante el primer estado de alarma y han recibido un subsidio extraordinario por un importe total

de 1,6 millones de euros en diciembre y los 1.418 castellanoleoneses con contrato fijo discontinuo acogidos a las medidas extraordinarias adoptadas para este colectivo en sus distintas modalidades.

Mientras tanto, 245,3 millones de euros han sido dedicados a prestaciones extraordinarias para trabajadores autónomos cuya actividad se haya visto afectada por la pandemia, 3.402,2 millones de euros han sido destinados a avalar a 30.021 empresas y trabajadores autónomos a través de la línea ICO COVID-19, 1,2 millones de euros han sido invertidos en subvenciones para las artes escénicas y la música a través del INAEM, 3,9 millones de euros han sido destinados a paliar los efectos de la COVID-19 en el sector vitivinícola y 0,6 millones de euros más se han destinado a  ayudas excepcionales para el sector del porcino ibérico.

Impulso económico y cohesión social

Entre las principales iniciativas del Gobierno en Castilla y León, y dentro del capítulo de dinamización e impulso económico, la Comunidad ha recibido 0,8 millones de euros en el reparto anual del Fondo de Financiación para Entidades Locales, 1.883,1 millones de euros para endeudamiento, 778,6 millones de euros procedentes de los mecanismos extraordinarios de liquidez y 35,8 millones de euros de préstamo han sido concedidos a 24 proyectos castellanos y leoneses en el marco del Plan REINDUS.

En el capítulo de cohesión social, 22.810 personas han recibido el ingreso mínimo vital, -12.699 adultos y 10.111 menores-, 612.038 pensionistas se han beneficiado de la revalorización de las pensiones conforme al IPC en 2020, 34.146 empleados públicos han recibido un incremento retributivo del 2%, 126,9 millones de euros han sido destinados a políticas activas de empleo, y 21,2 millones de euros han sido repartidos a las entidades sociales como resultado de la distribución del 0,7% de IRPF para financiar programas dirigidos a la atención de la pobreza y la exclusión social.

Otras 55.946 personas han recibido en total 2.250 toneladas de comida en las dos primeras fases del Programa de Ayuda Alimentaria a las Personas más Desfavorecidas, y, en el marco del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, se han destinado a la Comunidad 7,4 millones de euros, y otros 2,7 millones más a un total de 2.248 municipios castellanos y leoneses para el desarrollo de competencias reservadas a entidades locales.

A todo ello habría que sumar 0,6 millones de euros para desarrollar programas de asistencia social a víctimas de violencia de género y atención de menores, mejorar la coordinación, elaborar planes personalizados y dar apoyo a víctimas de agresiones sexuales, 3,5 millones de euros del programa Educa en Digital en Castilla y León han sido aportados por Red.es, 3,2 millones de euros han sido invertidos en el PROA+(20-21) para la orientación, avance y enriquecimiento educativo y en el ámbito de la formación profesional, Castilla y León ha recibido 0,2 millones de euros para la evaluación y acreditación de las competencias profesionales, otros 0,8 millones para financiar el desarrollo de acciones para el fomento de la calidad de la Formación Profesional “REACTIVA FP 20.21”, 0,3 millones de euros para financiar el desarrollo de Acciones de Calidad en Formación Profesional del Sistema Educativo Español,  0,5 millones de euros para el impulso a la Formación Profesional Dual, y 0,3 millones para acciones de formación, perfeccionamiento y movilidad del profesorado.

22,0 millones de euros se han transferido, sin necesidad de justificación previa, para impulsar el alquiler asequible y la rehabilitación de viviendas, incorporando el programa de ayuda a personas especialmente vulnerables y 79.260 personas se beneficiarán del proyecto de simplificación de la gestión electrónica de la PAC.

Transición, Innovación e Infraestructuras

Castilla y León ha recibido, además, durante 2020 un total de 1,1 millones de euros en ayudas para la compensación de emisiones de CO2, 0,6 millones de euros en ayudas para la adaptación de cambio climático, 20,0 millones de euros a través del IDAE, para la financiación de proyectos de generación térmica con fuentes renovables, 28,0 millones de euros de ayudas del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para financiar 57 proyectos, 22,6 millones de euros en ayudas directas del Instituto para la Transición Justa a 10 proyectos en municipios mineros de León y Palencia, 0,3 millones de euros para comenzar las obras para la reparación de las compuertas del aliviadero en la presa de El Águeda (Salamanca), y 0,5 millones de euros para la realización de actuaciones hidrológico-forestales de emergencia en el área afectada por el incendio forestal en los términos municipales de Gallegos del Río, Vegalatrave y Losacio, en Zamora.

Además de la puesta en servicio de varios tramos de carreteras y el avance en infraestructuras que continúan mejorando la red viaria de la Comunidad, los Presupuestos Generales del Estado para 2021 prevén una dotación de 200 millones de euros en conservación de carreteras, lo que supone un incremento del 10,7% con respecto a los PGE-18, y una inversión en el ferrocarril de 313,0 millones de euros.

El horizonte de 2021

El delegado del Gobierno considera que esta intensa acción de Gobierno en un año que nadie podía prever tan duro, durante el que se han conjugado los compromisos adquiridos por el Ejecutivo con las medidas paliativas ante una situación sanitaria, económica y social que era impredecible, pone de manifiesto el compromiso del presidente y sus ministros con todos los territorios y con la ciudadanía al completo, un compromiso que, por supuesto, no terminó con el año.

En el horizonte de 2021, dijo, “los compromisos siguen siendo los mismos, a los que el Gobierno añade otros nacidos con el nuevo año, como uno que es ahora fundamental: el del impulso de la vacunación con el objetivo de llegar al 70% de la población adulta a lo largo del verano”.

Por último, Javier Izquierdo señaló que el Gobierno ofrece su colaboración y lealtad institucional en todos los territorios en la lucha contra la pandemia y sus efectos, y hace un llamamiento a recibir a cambio esa misma colaboración y lealtad por parte del resto de instituciones, así como de la sociedad civil, para sacar adelante un ambicioso proyecto de país, con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como instrumento, que traerá miles de millones de euros a España para afrontar la modernización de nuestro modelo económico y abrir la puerta del futuro.